Enviar
Aprobado préstamo para alcantarillado y transporte brasileño

El Banco Mundial (BM) aprobó el viernes dos créditos por un valor total de $670 millones para mejorar el sistema de transporte urbano en Río de Janeiro y la ampliación del suministro de agua potable y saneamiento en la región de Sergipe, en el noreste brasileño.
El "Proyecto del Sistema de Ferrocarril Urbano de Río de Janeiro", al que contribuye el Banco Mundial con $600 millones, permitirá expandir la flota de trenes con 60 convoyes de cuatro unidades, facilitará el transporte de más de 500.000 viajeros diarios y reducirá las emisiones de dióxido de carbono.
Río de Janeiro afronta un creciente desafío urbano fruto de su congestión en el transporte que impide el adecuado desarrollo y acceso a empleos, educación y salud.
Se espera que con la puesta en práctica del proyecto se reduzcan notablemente los tiempos de transporte de los habitantes de bajos ingresos que viven en el extrarradio carioca.
Por otro lado, el directorio del organismo multilateral anunció en un comunicado un segundo préstamo para Brasil de $70,3 millones para la modernización y ampliación del suministro de agua potable en Sergipe, estado del noreste brasileño.
De acuerdo con el Banco Mundial, cerca de 237.000 personas carecen de acceso a agua potable en este estado y más de medio millón no tienen un sistema adecuado de saneamiento y de gestión de aguas residuales.
El déficit de suministro de agua se sitúa en el 65 % y hasta el momento se cubría con costosos trasvases de cuencas alejadas.
La cuenca del río Sergipe, donde se concentra el proyecto, es el área más contaminada del estado y hogar de uno de los dos millones de habitantes con los que cuenta, incluida la capital Aracajú.
Ambos créditos cuentan con un periodo de gracia de 5 años y 30 años y 25 años de tiempo de amortización, respectivamente.

Río de Janeiro/EFE

Ver comentarios