Enviar

Apple sintoniza la TV

Tim Cook, el nuevo CEO, anunció que están trabajando en un televisor. ¿Otro equipo revolucionario?

De aquí a un par de años, las computadoras no serán muy distintas a la que usted tiene en este momento en su escritorio. Lo mismo pasará con los celulares, las cámaras de fotos y hasta las tabletas, el último gran invento de la industria electrónica. Pero, ¿qué pasará con la tele? ¿Cuánto cambiará en los próximos años? ¿Será efectivamente un televisor lo que tengamos en el cuarto de estar o directamente otro aparato de entretenimiento centrado en una gran pantalla?
La semana pasada, las conjeturas se multiplicaron, desde el momento que Tim Cook (el CEO de Apple que sucedió a Steve Jobs) anunció que están trabajando en el desarrollo de un televisor. “Esta es un área de intenso interés” para Apple, dijo en el marco de la conferencia All Things Digital, en California, Estados Unidos.
Desde hace años que Apple experimenta con distintos dispositivos para conectar al televisor, que le incorporan contenido proveniente de Internet. Pero nunca tuvo mucha suerte. La primera versión del Apple TV (así se llama el equipo) fue un rotundo fracaso, y la segunda, lanzada el año pasado, no logró la aceptación de los usuarios.
¿Por qué seguir intentándolo entonces? Sobre todo, teniendo en cuenta que Apple no es la única que fracasa en el terreno de la “televisión online”. Google, su principal competidor, tampoco logra hacer pie con su Google TV, un dispositivo de similares características. Y Microsoft hace años que viene haciendo prototipos de su propio sistema (la última idea es sumarlo a la consola Xbox 360); pero ni siquiera llegó al mercado.
El asunto es que todos asumen que la televisión del futuro será muy distinta a la actual, que los televisores estarán conectados a anchísimos “caños” de Internet, que les proveerán todo tipo de material en altísima resolución. Todos asumen que se viene algo nuevo, pero nadie aún puede ver con precisión de qué se trata.
Y en esta pelea, los grandes de Internet también compiten contra los fabricantes tradicionales de televisores que, con sus modelos de “smart TV” creen tener mucho por ganar en este nuevo escenario global.
Frente a esta situación, ¿cómo será el nuevo televisor de Apple? La empresa sigue manteniendo su política de secretos bajo siete llaves. Pero, como siempre, crecen los rumores. Los más cercanos a la industria dicen que el nuevo equipo de Apple será muy distinto a los anteriores: estará centrado principalmente en su Apple Store, desde donde los usuarios podrán bajar juegos especiales para el equipo (lo convertiría en una consola), música y otro contenido específico.
Además, la interfaz sería muy intuitiva: conocería mucho de las preferencias del televidente y le ofrecería lo que quiere ver en cada momento, a partir de un sistema de “inteligencia artificial” similar al Siri (el asistente del iPhone 4S). Y como todo en el universo Apple, tendría un diseño muy especial.
La criatura llegaría para la Navidad de 2012 o los primeros meses del año que viene. El principal desafío que enfrenta Apple pasa por las expectativas. Es que para sus productos no se esperan cambios sino revoluciones. ¿Será posible esta vez?

Por Ricardo Braginski
[email protected]

Ver comentarios