Logo La República

Miércoles, 22 de mayo de 2024



FORO DE LECTORES


Apoyo a la ministra en cambios urgentes al programa de comedores escolares

María Bolaños Aguilar redaccion@larepublica.net | Jueves 06 octubre, 2022


MC


Dra. María Bolaños Aguilar

Presidenta

Colegio de Profesionales en Nutrición

Recientemente, la ministra de Educación Pública, Anna Katharina Müller, encontró en diferentes comedores escolares, una situación alarmante: alimentos en mal estado, carnes sin etiquetar, huevos vencidos, equipos en mal estado de higiene; incumplimiento de los menús y porciones inadecuadas en los platos.

La alimentación de las escuelas y colegios públicos del país se rige por el Programa de Alimentación y Nutrición del Escolar y del Adolescente (PANEA).

Éste es un programa que ofrece alimentación complementaria a la población estudiantil de todo el país por medio de menús diseñados para llenar sus recomendaciones nutricionales, mientras estudian, fomentando adecuados hábitos y conductas en el momento de alimentarse. El PANEA ha visto afectado el servicio a los estudiantes dado que muchas veces las cocineras en los comedores no cuentan con todos los alimentos para producir los menús, ya sea porque definitivamente no los reciben o la cantidad solicitada no es la requerida o llegan tarde, ya cuando no se requieren, o llegan con inadecuada calidad e inocuidad y no se cambian en el momento indicado o a un alto precio lo que se ha identificado como sobreprecios desde años atrás.

Es así como una alimentación que se diseñó para ser nutritiva y agradable puede no llegar a los jóvenes pues simplemente no existe la materia prima. Esta situación pone en riesgo la salud de los beneficiarios de PANEA que ya de por sí, en muchos casos, solamente reciben al día la alimentación institucional.

Podría ser muy útil retomar un proyecto de ley como el expediente 22.757 del año 2021 que intentó cambiar algunos artículos de la Ley Orgánica del Consejo Nacional de la Producción (CNP) y flexibilizar el Programa de Abastecimiento Institucional (PAI). La idea era permitir a los entes gubernamentales optar por elegir a qué proveedor comprar los alimentos si la oferta del CNP no llenaba sus necesidades.

Esto favorecería también a instituciones públicas como la Caja Costarricense de Seguro Social, Ministerio de Salud, Patronato Nacional de la Infancia, Ministerio de Seguridad Pública, entre otras instituciones que deben comprar al CNP, para que puedan negociar o pactar con proveedores diferentes al PAI con el fin de no detener el abastecimiento de alimentos en la mejor calidad e inocuidad, procurando precios razonables, tiempo de entrega apto y cumpliendo cantidad y otras especificaciones que muchas veces no cumple el CNP.

Por otro lado, es sabido desde hace muchos años que la cantidad de Profesionales en Nutrición con que cuenta el MEP no es la indicada para las funciones de gestión de los cientos de comedores estudiantiles con los que cuenta el país para atender más de 800,000 mil estudiantes.

Por esta razón, desde el Colegio de Profesionales en Nutrición de Costa Rica, CPNCR, instamos a la señora Müller, para que considere la posibilidad de contratar nutricionistas en todo el país con el firme propósito de que gestionen adecuadamente los procesos de producción de alimentos en todas las áreas de las operaciones de estos servicios de alimentación vitales para proveer de adecuados alimentos a la comunidad estudiantil costarricense.

Otra alternativa aprovechando que los reglamentos de las 4500 juntas administrativas del país, se van a reformar, es que se pida la asesoría o contratación de profesionales en Nutrición debidamente incorporados al CPNCR, para lograr que se adquieran al PAI los alimentos que los menús del PANEA requieren, en la cantidad debida de acuerdo con la población atendida y a la capacidad de almacenamiento de cada comedor, con la experiencia para hacer cambios sin que se afecte el valor nutricional de la comida de los estudiantes.








© 2024 Republica Media Group todos los derechos reservados.