Enviar
Ausencia de cabeza atrasa aún más la competencia en telecom
Apertura de espantos
Empresarios dejan de invertir, ante desorden y conflictos entre una decena de autoridades

Si la apertura fuera un sujeto de carne y hueso, andaría descabezado. Existen personas que trabajan a su favor, pero sin coordinación entre pies y manos.
La falta de orden atemoriza a personas que están invirtiendo en la comercialización de servicios telecom.
Comenzaron con mucha ilusión, pero actualmente luchan con el problema de la indecisión, la cual por su parte permite la permanencia de conflictos relacionados con el desarrollo del sector.
Actualmente, la apertura involucra las decisiones, a veces encontradas, de Clotilde Fonseca, ministra de Ciencia y Tecnología; Hannia Vega, rectora de telecomunicaciones, y Teófilo de la Torre, ministro de Ambiente y Energía.
Si no fuera suficiente esto, ha habido discrepancias entre la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) y la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos.
Debido a que ninguno de ellos tiene el poder absoluto acerca del tema, no se han tomado las decisiones debidas.
Por su parte Marco Vargas, ministro de la Presidencia, tiene el deber de mediar entre las partes en caso de algún conflicto; sin embargo, no ha podido resolver la gran cantidad de complicaciones que se han presentado.
Esta telaraña de descoordinación obstaculiza el desarrollo de la infraestructura necesaria para los servicios de telecom, como las torres y antenas, así como la interconexión de los nuevos servicios con la red del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).
En estas cuestiones interviene una enorme cantidad de autoridades, incluidas municipalidades, presidentes de entes como el ICE, el Consejo Nacional de Vialidad, Acueductos y Alcantarillados y la Secretaría Técnica Ambiental.
Un ministro dedicado a tiempo completo, un director ejecutivo que tenga a su cargo una entidad semejante al Instituto Costarricense de Turismo o la misma Presidenta de la República, son ejemplos de liderazgo que esperan los empresarios.
“El mensaje del sector empresarial es que el Poder Ejecutivo debe tomar cartas en el asunto, reunir a las partes y sacar adelante esto. Esto no va a caminar, mientras no haya una coordinación interinstitucional”, consideró Gabriel Chernacov, directivo de la Cámara de Infocomunicación, la cual reúne a unas 45 empresas.
Otra forma de ordenar el proceso sería que la Sutel tenga independencia.
“La dependencia de Aresep le resta poder a la Sutel y puede ser un obstáculo. Incluso, vería oportuno que el tema de telecomunicaciones se eleve a rango ministerial para darle poder a un rector”, dijo Antonio Alexandre, propietario de la cablera Teleplus.
Bajo el sistema actual, si alguna empresa que pretende prestar servicios obviara un reglamento, cualquier detractor de la apertura puede traer el proceso abajo.
“Hay que ser más crítico respecto al lugar en el que estamos del proceso, porque hay mucha fantasía. Nuestro país es legalista y el detalle es que debe hacerse de esa manera, porque hay que respetar esos procesos”, señaló José Moisés Núñez, propietario de Comunica MyT.
El desorden ha permitido que se presenten varios conflictos, que atrasan la apertura.
Donde existe mayor preocupación entre los empresarios, es que en gran parte dependen de la voluntad del ICE.
Ese es el caso de quienes ofrecen telefonía por Internet, que deben lograr el visto bueno del operador estatal, para conectar la red de datos a la telefónica.
“En nuestro segmento no hay apertura, y existe desmotivación. Tanto es así que apenas hemos cumplido un 40% del plan de inversiones que teníamos contemplado para este momento”, aseveró Jaime Goldenberg, director de operaciones de RSL Telecom.
A dos años de tener leyes de apertura, son pocos los que disfrutan de los beneficios de un mercado abierto. Uno de esos casos es el de las cableras televisivas, pero actores de ese sector coinciden en la necesidad de líderes.
Y para no ir tan lejos, en este momento no se sabe muy bien el norte de la apertura.
El pre cartel para la licitación de los servicios celulares se dio a conocer hace un mes, pero no se ha sabido nada nuevo respecto a la fecha cuando se recibirá formalmente las propuestas de los operadores.
“Lo ideal es que dejen de estar dando largas al asunto”, dijo Róger Echeverría, especialista en telecomunicaciones, quien agregó que la mala relación de la Sutel con la Aresep es evidente y alguien con poder debe intervenir.

Laberinto sin salida

Hace dos años que se habla de apertura, pero no ha sido efectiva al menos en la parte relacionada a telefonía. Las siguientes son disputas que se han dado por falta de orden, y que han provocado atrasos al proceso.

Diciembre 2009
El entonces presidente, Oscar Arias, firmó un decreto para obligar al ICE a entregar las frecuencias, que en el futuro utilizarán los nuevos competidores. Pero los enlaces necesarios para conectar las llamadas quedaron fuera del acuerdo

Febrero 2010
La SUTEL detiene la publicación del cartel para licitar las frecuencias, a la espera del resultado de una investigación que asegurara la ausencia de conflicto de intereses

Marzo 2010
La SUTEL queda a la espera de que el Poder Ejecutivo negocie los enlaces microondas, que permitirán la interconexión de las llamadas celulares

Mayo 2010
Fernando Herrero, entonces regulador general de la Aresep, denunció a George Miley, superintendente de telecomunicaciones, por supuestamente atrasar el proceso de apertura

Junio 2010
Las municipalidades crean requisitos distintos para los trámites de instalación de infraestructura de telecomunicaciones, como las torres.

Julio 2010
Se cumplen dos años de la apertura, las empresas de telefonía por Internet demandan al ICE para obligarlo a ceder la conexión a la red telefónica

Fuente: Archivo

Daniel Chacón
[email protected]
Ver comentarios