Anunciantes del Super Bowl enfrentan un nuevo riesgo de provocar a Trump
Bloomberg/LA REPÚBLICA
Enviar

Este domingo será el Super Bowl en Estados Unidos, que no solo es un evento deportivo, sino uno de los momentos en donde muchas empresas lanzan sus propuestas comerciales para el año.

Con una audiencia de más de 100 millones de televidentes solo en Estados Unidos, los anunciantes del Super Bowl quieren que sus comerciales llamen la atención, pero deberán tener cuidado de no provocar al nuevo presidente Trump.
No se espera que alguno de los "famosos" anuncios presione de forma deliberada cualquier botón político, pero los anunciantes quieren evitar incluso ofender de forma accidental alguna de las nuevas políticas anunciadas por la nueva administración.

"Esa es una tarea difícil en un momento particularmente tenso en Estados Unidos, cuando los CEO están bajo presión para tomar partido en asuntos importantes y el Presidente rutinariamente regaña a las compañías en Twitter", indica un especialista en Bloomberg. Los anunciantes quieren evitar situaciones como la que Coca-Cola encontró hace tres años con un anuncio del Super Bowl con personas de diversos orígenes étnicos cantando "America the Beautiful" en sus idiomas nativos.


Ver comentarios