¿Ansiedad laboral?
Enviar

¿Ansiedad laboral?
En muchas ocasiones las exigencias hacen que los empleados no puedan controlar este factor


Trastornos de sueño, alteraciones emocionales y conductuales como la depresión pueden ser consecuencias de la ansiedad generada en el trabajo, cuando no se sabe manejar.
Así como la felicidad, la tristeza y la ira, la ansiedad es una emoción, una reacción natural y subjetiva que se experimenta en función de un estímulo.

Sin embargo, existen ciertos factores que impulsan esta ansiedad, especialmente en los lugares de trabajo, donde las exigencias hacen que los empleados no puedan controlar este factor, y pasa de ser una simple emoción momentánea a un potencial ataque.
“Cuando hay una reacción normal de adaptación, el sujeto se adecua a los requerimientos de las situaciones desafiantes, pero si esto no sucede no tardarán en aparecer cambios fisiológicos o emocionales importantes”, comentó la psicóloga Shirley Garita.
Como consecuencia podrían surgir males que van desde problemas respiratorios, hasta alopecia, dermatitis, problemas gastrointestinales, estados de pánico, o problemas de interrelación personal.
En un artículo publicado por Forbes el psicoterapeuta y coautor el libro “Work Makes Me Nervous”, en español “El trabajo me pone nervioso”, considera que la ansiedad de leve a grave es una epidemia en las oficinas y destaca síntomas como obsesión, preocupación y temor.
“Es normal tener miedos y sentirse incómodo algunas veces. Pero se convierte en un problema cuando la ansiedad controla”, dijo en la publicación.
Afirma que la ansiedad se puede desatar por el miedo a hablar en público, a interactuar con figuras de autoridad, hablar sobre nuevos retos, a que la gente advierta su nerviosismo y al perfeccionismo.
Según Garita, enfrentarse a la competencia que se genera en una organización podría pasar de ser algo positivo a negativo.
Como ejemplo pone los programas donde se destaca al empleado del mes, en los cuales considera que se refuerza el desempeño de una sola persona e invisibilizan el esfuerzo de los demás, creando niveles de ansiedad nocivos entre el personal.
“Muchos empleadores no toman en consideración este tema y creen que es asunto del trabajador y que este debe buscar ayuda médica o de otra índole. No toman en cuenta que pueden estar sufriendo considerables pérdidas de dinero por esta causa”, indicó.
Si sufre de ansiedad evalúe su carga de trabajo y recurra a un especialista.

Melissa González
[email protected]

Ver comentarios