Logo La República

Martes, 13 de abril de 2021



NOTA DE TANO


Andrés Carevic, técnico de estilo singular

Gaetano Pandolfo [email protected] | Jueves 25 febrero, 2021

Carevic se juega el partido completo

¡Cómo me recuerda el técnico del Alajuelense, Andrés Carevic, al Dr. Pedro Manuel París Segares, el papá de la estrella de la natación, María del Milagro!

Don Pedro, ya fallecido, era fanático del Cartaginés, del equipo de baloncesto del Seminario, de los Tigres de Detroit y lógicamente el “fans” número uno de su hija.

Lea más: "Conseguimos un torneo local e internacional, no nos quedaremos con eso": Carevic

Cuando María del Milagro competía, a nivel nacional e internacional, don Pedro, a una orilla de la piscina, se corría completa la prueba de su hija estrella. María en el agüa y su papá en el asfalto, completaban la ruta completa, ya fueran 50, 100 o 400 metros. El Dr. París iba y venía, motivando a María del Milagro con gritos de apoyo.

Lo recordamos así en las primeras ediciones de los Juegos Centroamericanos a inicios de los 70 en Guatemala y El Salvador.

En el baloncesto, el espectáculo mímico que ofrecía don Pedro era para filmarlo.

Siempre se ubicaba, de pie, en la misma esquina del rectángulo, por el sector de los vestuarios del Gimnasio Nacional. Lo acompañaban otros fanáticos del Seminario como los ya desaparecidos, Javier Rojas y el coronel Fernando Salazar.

Lo impactante, lo emocionante, era observar como don Pedro “se iba” con los lanzamientos de Gigo Argüello, Eulogio Domínguez, Quico Morales, Koki Bello y otros grandes encestadores del quinteto carmelita. Cuando el jugador lanzaba al aro, don Pedro se retorcía, y perdonen el símil, como una lombriz, movía su cabeza de abajo hacia arriba, no soltaba el cigarrillo de su boca y prácticamente, junto al basquetbolista, empujaba la pelota en la cesta del contrario.

Lea más: Andrés Carevic soportó cuestionamientos a su trabajo; hoy dedica el título a la afición

Hoy, cuando observo al técnico Carevic, jugarse el partido completo de la Liga desde la línea de entrenadores, de inmediato recuerdo al Dr. París “nadando” desde el cemento los 100 metros mariposa, la especialidad de su hija.

¿Cuántos kilos perderá don Andrés al final de cada juego del Alajuelense?.

El estratega no se detiene un segundo de gritar indicaciones, hacer gestos con sus brazos y moverse incansablemente del primero al último minuto.

Personalmente, y lo digo con todo respeto, no creemos que sus jugadores, metidos y concentrados de lleno en el juego, hagan caso a las indicaciones de su entrenador a “grito pelao”, desde el sector de la reserva. Me parece que ni lo vuelven a ver, pero sí resulta motivante observar a un director técnico, dirigir con la pasión y el entusiasmo que enseña el señor Carevic como timonel del monarca.

[email protected]

NOTAS ANTERIORES







© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.