Enviar
Piden salida de Liberman y Garnier
Amenaza oposición con paralizar Asamblea

Demanda no será aceptada, indica gobierno

Amenazas de paralizar la Asamblea Legislativa surgieron ayer de los principales partidos de oposición.
La decisión de la presidenta Laura Chinchilla, de acuerpar a dos altos funcionarios de su gobierno, señalados por la Procuraduría de la Etica, es la razón.
La firmeza y honestidad que la mandataria pregonó durante su campaña, deben demostrarse, indican los diputados.
De lo contrario, el favorable clima de negociación de las últimas semanas, que permitió la aprobación de varias leyes, acabaría.
“El hecho es muy grave, y no se vale que la Presidenta le baje el perfil. Si ella no actúa, tomaríamos distancia los diputados, afectando el trabajo que se ha venido dando”, explicó Carlos Góngora, jefe del Movimiento Libertario.
El ambiente político nacional fue sacudido el miércoles, cuando se dio a conocer un informe de la Procuraduría de la Etica, que señala a Luis Liberman, vicepresidente de la República, y a Leonardo Garnier, ministro de Educación.
El documento de 33 páginas establece la supuesta violación de “principios éticos de integridad”, “rectitud” y “objetividad” por parte de esos funcionarios.
Esto, al firmar cartas de recomendación para la empresa Procesos Investigación, propiedad de la exasesora presidencial Flor Isabel Rodríguez, las cuales fueron utilizadas en la oferta de licitación de un contrato de asesoría en imagen para la junta directiva de Recope.
Ayer, precisamente el Congreso frenó su producción legislativa de las últimas semanas.
Esto, porque toda la sesión se dedicó a discutir el informe de la Procuraduría, evitando de esta forma, la aprobación del proyecto de eurobonos prevista para ayer.
Al conocer el informe, Francisco Chacón, ministro de Comunicación, consideró que no hubo dolo, ni faltas graves, por lo que los hallazgos “no ameritan sanciones”.
Sin embargo, los diputados de oposición consideran lo contrario, por lo que piden a la mandataria la salida de Liberman y Garnier.
“La Presidenta tiene que dar buenas señales de su firmeza, porque de lo contrario, nos tocará hacer todo lo que esté a nuestro alcance, para lograr su salida”, indicó Yolanda Acuña, jefa de fracción de Acción Ciudadana.
Durante las últimas semanas, una inusual producción de leyes ha caracterizado el trabajo del Congreso.
La ley de tránsito, la norma antitabaco y nuevos impuestos para casinos, son algunas de las iniciativas aprobadas.
Por esta razón, el gobierno manifestó su preocupación ante las amenazas de la oposición.
Sobre todo, si se toma en cuenta que a partir del otro año, la campaña política complicará el trabajo en Cuesta de Moras.
“La solicitud de los diputados nos deja sorprendidos, pues no hay ninguna posibilidad de que sea aceptada. Me parece importante que todos pongamos un poquito de lado las posiciones políticas y tengamos una evaluación racional de este tema”, concluyó Chacón.
Mientras tanto, Luis Fishman, jefe de fracción de la Unidad Social Cristiana, indicó que muchas de las denuncias de corrupción planteadas por su partido, no son tomadas en serio por el gobierno. Por este tema, Garnier fue convocado ayer al Congreso a rendir cuentas.

Esteban Arrieta
[email protected]


Ver comentarios