¡Alto al racismo!
Luis Suárez fue castigado con ocho partidos por insultos racistas a Patrice Evra en el partido entre los “reds” y el Manchester United.Archivo/La República
Enviar

¡Alto al racismo!

Mientras en el mundo se toman medidas de verdad, en Costa Rica la legislación es tibia

Luis Suárez, del Liverpool, quien agredió verbalmente con frases racista al francés Patrice Evra, debió pagar 48 mil euros y fue suspendido ocho partidos. El club húngaro Budapest Honved y los polacos Lech Poznán y Piast Gliwice fueron sancionados por comportamiento racista de sus hinchas en partidos de la Liga de Europa.
El Budapest Honved, castigado por “comportamiento y cánticos racistas”, debió jugar dos partidos como local a puerta cerrada y pagar una multa de $65.900. El Lech Poznán fue sancionado por “comportamiento racista y una pancarta racista” de sus aficionados. La multa fue la misma y le cerraron la tribuna donde están las barras bravas del equipo polaco. El Piast recibió igual castigo que el Lech Poznán, por los mismos motivos.


En Costa Rica este fin de semana en el partido entre Cartaginés y Herediano, el silbatero detuvo el compromiso porque seguidores del cuadro brumoso comenzaron a insultar al defensa brumoso Waylon Francis.
No es la primera vez que se presentan ese tipo de actos en el país ni en el Fello Meza, pero el riesgo es muy poco, ya que no se contemplan castigos ni sanciones que pongan en peligro a los clubes ni a los mismos aficionados.
El artículo 47 del reglamento disciplinario, que se refiere a “Discriminación” detalla que “si los partidarios de un equipo cometen una de las infracciones mencionadas en el apartado 1 (Racismo entre ellas), se sancionará al club afectado, sin que se le impute una conducta u omisión culpable, con una multa de ¢500 mil. Se podrá exonerar de esta sanción al club que inmediatamente ejerza las medidas necesarias para que no se cometan estas infracciones”.
El presidente de la Unafut, Osvaldo Pandolfo, expresó que no se referiría al tema hasta este martes, ya que necesitaba ver lo que informaban los árbitros, así como el proceder de la Comisión disciplinaria.
El Congreso de la FIFA adoptó una resolución endureciendo las sanciones en caso de racismo, con retirada de puntos, exclusión de las competiciones o descenso, a mediados de año, pero en Costa Rica aún no se aplica nada de eso.
“Para una primera infracción o una infracción menor, se puede decidir la advertencia, la multa o un partido a puerta cerrada”, precisa el texto aprobado, formulado por un comité de reflexión de la FIFA contra el racismo. “Para una reincidencia o una infracción grave, se puede decidir la deducción de puntos, la exclusión de una competición o el descenso”, añade esta resolución.
“Además, toda persona (jugador, dirigente, árbitro, etc…) que cometa ese tipo de infracción puede recibir un castigo de al menos cinco partidos de suspensión de acceso al estadio”, concluye la resolución.
Por su parte, Rafael Vargas, secretario general de la Federación de Fútbol, expresó que este mismo miércoles el Comité director analizará lo que pasó en Cartago y solicitará a la UNAFUT tomar fuertes medidas disciplinarias contra los equipos que tengan seguidores racistas.
“Cero tolerancia con las actitudes de discriminación y racismo”, dijo Vargas. “Me parece que la FIFA y nosotros como Federación de Fútbol estamos claros que esto ya no funciona ni se detiene con multas ni llamadas de atención, este tipo de cosas, si se quieren erradicar, se deben tomar medidas más severas”.

201310282305560.a11.jpg

Cristian Williams
[email protected]

@La_Republica

 


Ver comentarios