Logo La República

Domingo, 16 de diciembre de 2018



COLUMNISTAS


¡Alto, ahora toca la paz!

Iris Zamora | Domingo 26 junio, 2016


Si el vertical mundo de las religiones monoteístas, empieza a encontrarse, siendo este el más rígido de los espacios humanos… ¿por qué no, la humanidad completa…?

¡Alto, ahora toca la paz!

Cuando el humo blanco apareció en la Plaza de San Pedro, América se estremeció. La imagen que resume mi emoción es el video que se hizo viral, de la senadora Argentina, Liliana Negre de Alonso… Recibía llamadas que la interrumpían, mientras hablaba en el senado, confirmaban que un argentino se había convertido en el sucesor de Pedro. Se disculpó con el Presidente del senado, con voz entrecortada y emoción contenida explicaba que Bergoglio, Jorge, era ahora el líder espiritual, de más de mil trescientos millones de católicos esparcidos en todo el orbe…
Bergoglio, de quien yo conocía algo por su activa participación en la V Conferencia del Episcopado Latinoamericano en Aparecida Brasil, en 2007, me cautivó desde que apareció en el balcón sin la esclavina roja que suelen vestir los papas, luego supe que no quiso calzar los zapatos rojos; que decidió vivir en Casa Santa Marta, hospedaje de los eclesiásticos y no en el Apartamento Papal. Casi de inmediato empecé a consumir literatura sobre él. No solo era el nuevo Papa, un Papa llegado de América;… su hoja de ruta es inusual.
Me encontré un pequeño libro “Sobre el Cielo y la Tierra”, trata de las conversaciones que regularmente tenían Bergoglio el cardenal, y Abraham Skorka, rector del Seminario Rabínico Latinoamericano y rabino de la Comunidad judía Bnei Tikvay en Buenos Aires… ¿Un judío y un católico?... ¡¿Un rabino y un cardenal?... En el libro coinciden en tanto, que se asombra una. Lo que se escribe sobre Francisco, me invita a abandonar el cinismo, a ensayar la esperanza.
Su visita al patriarca Bartolomé de Constantinopla… En Cuba con el patriarca de la Iglesia Ortodoxa de Rusia, Kiril, “Iré donde quieras. Llámame yo voy”, le dijo, y se encontraron en La Habana, luego de 1.000 años de ausencias. Antes con el patriarca ortodoxo de Tewahedo, Etiopía, Abuna Mathias I… Después con el pastor Kenneth Copeland, vía teleconferencia, comparó el momento “con el encuentro de José con sus hermanos en Egipto”.
Tropiezo con el libro “Mas allá del Muro… diálogo entre un musulmán, un rabino y un cristiano”.
Francisco; Abraham Skorka y Omar Abboud, dirigente musulmán, viajan juntos a Jerusalén. El mensaje es transparente.
…La Habana es testigo silenciosa. Dos años de conversaciones. El miércoles pasado el presidente Manuel Santos de Colombia y el líder guerrillero Timoleón Jiménez, a pesar de la sangre derramada, han logrado, luego de 50 años, firmar un alto el fuego definitivo.
Como El Salvador, también Colombia nos narra su futuro, empezando ahora desde el escenario de la paz que habrán de construir juntos los colombianos... Es tiempo para el perdón, para la reconciliación. ¡Colombia lo logrará!
Si el vertical mundo de las religiones monoteístas, empieza a encontrarse, siendo este el más rígido de los espacios humanos… ¿por qué no, la humanidad completa…?
“Es preciso tener la valentía de dialogar. Construir la paz es difícil, pero vivir sin ella es un tormento”, ha dicho Francisco, el argentino que calza hoy, las sandalias que conducen hacia la anhelada “Civilización del Amor”.


NOTAS ANTERIORES


¡Los grandes contribuyentes!

Viernes 14 diciembre, 2018

Dicen los orientales que a los árboles más altos los golpea siempre más fuertemente el viento. Na...

2018: Balance planetario

Viernes 14 diciembre, 2018

Un país tan pequeño pero situado en una región geopolíticamente de primera magnitud como es Costa...