Enviar
Empresa removió la grúa que utilizaba para la construcción de la terminal de pasajeros
Alterra retira equipo del aeropuerto

• Paralización de los trabajos es considerada una falta grave al contrato, a juicio del gobierno
• Pese a detención en obras, representantes de la empresa aseguran que no han tirado la toalla

Danny Canales
dca[email protected]

Alterra Partners desmontó la grúa que empleaba para construir la terminal de pasajeros del Juan Santamaría, a pesar de que la obra está a medio camino.
La medida tomada por los socios de la compañía aeroportuaria es parte del proceso de desmovilización de la maquinaria que utilizaba en la ampliación de la terminal.
El operador del Juan Santamaría reaccionó así debido a que los bancos no le permiten invertir más recursos para obras.
La desinstalación de la maquinaria fue confirmada por Fernando Lara, gerente de Asuntos Corporativos y servicio al cliente de
la empresa.
Lara reconoció que la retirada de la grúa “se hizo hace aproximadamente una semana”.
Los bancos acreedores de Alterra acordaron no girarle más recursos a la empresa para obras, al no lograr un acuerdo con el Gobierno para darle equilibrio financiero al proyecto.
Como consecuencia de la medida adoptada por las entidades financieras, el operador del aeropuerto tenía la maquinaria ociosa desde enero pasado cuando tuvo que paralizar los trabajos.
Aparte de la edificación de la terminal de pasajeros, también está pendiente de terminar la construcción de una pista de rodaje paralela y la remodelación de las salas de abordaje.
Para el Gobierno, la suspensión de las obras en el aeropuerto constituye una falta grave de la empresa, lo cual será incluido en el expediente del proceso de rescisión anticipada del contrato.
Así lo anunció Viviana Martín, presidenta del Consejo Técnico de Aviación Civil (Cetac), quien justificó que ese órgano le notificó a Alterra desde enero que no podía detener los trabajos de forma unilateral.
El proceso para romper el contrato de gestión interesada lo emprendió el Gobierno en diciembre de 2006, ante la impotencia para hallar un acuerdo financiero con los bancos y socios de Alterra, que permitiera concluir la construcción.
En febrero Martín anunció que continuarían con el tercer y último paso del proceso para dar por terminado el contrato y le otorgó un plazo de 60 días hábiles a Alterra para que buscara una solución que permitiera concluir las obras.
Al día de hoy la empresa tiene 36 días hábiles para plantear una alternativa de solución.
En caso de que Alterra no entregue una propuesta dentro de ese plazo, el Cetac dará por terminado el contrato y asumirá la o
peración del aeropuerto mientras gestiona un nuevo concurso para escoger a otro operador para el Juan Santamaría.
Actualmente la compañía aeroportuaria tiene tres alternativas, fundamentalmente, para evitar la rescisión del contrato de ampliación del principal aeropuerto costarricense.
Una, que es la que toma más fuerza, es que Bechtel —socio principal de Alterra— le venda su participación a un operador internacional de aeropuertos para que este financie y concluya las obras.
El otro camino sería que un banco asuma la deuda y le financie a Alterra los trabajos que están pendientes y la tercera opción es que la empresa renuncie al proyecto antes de que se complete la fecha límite.
LA REPUBLICA intentó conocer cuál de las tres alternativas están valorando Alterra, sin embargo Lara respondió que no tiene au
torización de los accionistas para hablar de ese tema.
Esta es la tercera ocasión en que se paraliza la ampliación del Juan Santamaría.
La primera vez fue en abril de 2003, luego de que los bancos suspendieran el giro de recursos al denunciar que un informe de la Contraloría, que ordenaba rebajar $18,6 millones del modelo financiero del contrato, provocó un desequilibrio financiero del proyecto.
Posteriormente la compañía detuvo la construcción en 2005, igualmente aduciendo falta de recursos.
En esa segunda oportunidad la Contraloría le ordenó al operador del aeropuerto reiniciar los trabajos en enero de 2006, aduciendo que la paralización se había dado de forma unilateral.


Ver comentarios