Logo La República

Sábado, 15 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


Alimentos reemplazan petróleo en adquisiciones chinas

Bloomberg | Martes 03 junio, 2014

China tiene el 21% de la población mundial con apenas un 9% de su tierra arable, y un porcentaje aún menor de agua dulce. Los ingresos en alza están impulsando la demanda de alimentos más ricos en proteínas. Bloomberg/La República


Alimentos reemplazan petróleo en adquisiciones chinas

Después de haber invertido la última década y más de $200 mil millones en adquirir minas y yacimientos petrolíferos desde Australia hasta Argentina, China centra su atención en los alimentos.
El país más populoso del mundo está enfrentando una dura realidad: por cada fanega de trigo o por cada libra adicional de carne que produce el mundo, China necesitará casi la mitad para mantener alimentados a sus ciudadanos.
Y en un reconocimiento de que no puede producir suficientes cultivos y carne a nivel interno, el año pasado las empresas chinas continentales y que cotizan en bolsa en Hong Kong gastaron $12.300 millones en el exterior en compras e inversiones en alimentos, bebidas o agricultura, el nivel más alto en por lo menos un decenio, muestran datos recopilados por Bloomberg.
Estas compras incluyeron la adquisición china más grande de una compañía estadounidense cuando Shuanghui Holdings Ltd. compró Smithfield Foods Inc. por $7 mil millones con deuda incluida. Es probable que sean seguidas por incursiones en el exterior en activos relacionados con la carne bovina, la carne ovina y granos, según National Australia Bank Ltd.
“Estos acuerdos estaban destinados a realizarse y en realidad me sorprende que no se hayan producido antes. China se integrará más que nunca al sistema global de productos básicos del lado de la agricultura”, declaró Paul Conway, vicepresidente de Cargill Inc., una de las cuatro empresas que dominan actualmente el comercio mundial de alimentos.
Durante el crecimiento económico explosivo de China en estos últimos decenios, el modelo del gobierno consistió en utilizar las empresas estatales como campeones nacionales para encabezar una ofensiva en sectores estratégicos.
Esto es lo que sucedió con la seguridad en el área de energía cuando PetroChina Co. ingresó en una ola de gastos globales por más de $40 mil millones durante una década para adquirir activos petroleros.
El campeón emergente de China en seguridad alimentaria es Cofco Corp., que controla 90% de las importaciones de trigo chinas y realizó dos adquisiciones este año.
Compró participaciones mayoritarias en el operador holandés Nidera Holdings BV y la empresa agropecuaria de Noble Group Ltd. en el lapso de dos meses, pagando un total de $2.800 millones.
Con la empresa agropecuaria de Noble, Cofco obtuvo elevadores de granos en Argentina e ingenios azucareros en Brasil, así como plantas trituradoras de oleaginosas en China, Ucrania y Sudáfrica. La compra de Nidera otorga a Cofco una plataforma fuerte para producir granos en Brasil, Argentina y Europa central, manifestó la empresa china el 28 de febrero.
Cofco será “un operador agrícola global fuerte y podrá comprar directamente en el mundo”, afirmó Fitch Ratings Ltd. en un informe fechado el 3 de abril.

Bloomberg