"Ali" golpeó de nuevo
Enviar
“Ali” golpeó de nuevo
Tsonga y Berdych ganaron en su debut en el Abierto de Estados Unidos

Implacable, contundente y con nervios de acero, de esa manera se resume el debut del francés Jo-Wilfred Tsonga este martes en Flushing Meadows, luego de acabar con el eslovaco Karol Beck por 6-3, 6-1 y 7-6 (2), en un juego que tal vez al final le supuso alguna dificultad, pero el galo supo resolver con personalidad.
La dura superficie de cemento del estadio Arthur Ashe resultó ideal para el agresivo y potente servicio de Tsonga, el cual nunca encontró respuestas efectivas de parte de su rival, quien salvo la oposición que presentó en el tercer set para llegar al desempate, no pudo con un reto como el que planteaba el número cinco del mundo.

De esta manera, “Ali” como se le apoda al tenista de Le Mans por su gran parecido con el expúgil estadounidense, avanza a la segunda ronda de un torneo en el que su mejor posición son los cuartos de final en 2011. Su próximo contendiente será otro eslavo, Martin Klizan, verdugo en la noche del lunes del colombiano Alejandro Falla.
“Yo creo que aún puedo mejorar en muchas facetas de mi juego, como en lo físico, tengo que ser más ágil, debo desplazarme mejor para poder ganar a esos tipos (Roger Federer y Novak Djokovic)”, reflexionó un autocrítico Tsonga sobre lo necesario para dar el salto de calidad y romper la cadena de 29 de 30 Grand Slams ganados por los primeros tres del mundo, incluyendo al ausente Rafael Nadal.
Juan Martín del Potro (7), fue el gestor de la única excepción, cuando sorprendió al tridente proclamándose campeón de Nueva York en 2009. El argentino, que tenía como rival a su compatriota David Nalbandian, sufrió un cambio de contendiente por la lesión de este y ahora se enfrentará al francés Florent Serra, que entró como sustituto, gracias a la carta del “lucky loser”.
Por otro lado, el checo Tomas Berdych (6) despachó al belga David Goffin, con un 7-5, 6-3 y 6-3 y en la próxima fase verá al estonio Jurgen Zopp. Los octavos de final han sido el techo del tenista de Praga en las canchas norteamericanas.
La emoción del público se vio desbordada debido al arranque de un viejo ídolo local, Andy Roddick. El exnúmero uno del mundo y campeón en 2003, hoy en el puesto 20, recordó sus mejores épocas con un claro 6-3, 6-4 y 6-4 sobre Rhyne Williams, otro estadounidense; 20 aces, 37 tiros ganadores y 14 errores no forzados fueron su récord en el partido.
Mientras tanto, el español Nicolás Almagro (11) ganó sufriendo al siempre complicado checo Radek Stepanek por 6-4, 6-7 (5), 6-3 y 6-4, al igual que su paisano Guillermo García-López al argentino Juan Mónaco, con un 3-6, 1-6, 6-4, 7-6 y 7-6.
En la rama femenina, las favoritas cumplieron los pronósticos, Agnieska Radwanska, Serena Williams, Angelique Kerber y la italiana Sara Errani visaron su pase a la otra ronda. Solo Francesca Schiavone, campeona en Australia en 2010, se despidió apenas en las primeras de tanteo con 3-6 y 4-6 ante la desconocida Sloane Stephens.

Sergio Alvarado
[email protected]

Ver comentarios