Enviar
Podrán ser relevados por hechos punibles cometidos en anteriores administraciones
Alcaldes reelectos pierden inmunidad

No se podrá levantar credenciales a quienes no fueron electos de manera consecutiva

Aunque hasta hace pocos días gozaban del beneficio de la inmunidad, los alcaldes reelectos podrán ser relevados por hechos punibles que pudieran cometer en sus anteriores administraciones.
Ello, luego de que el Tribunal Supremo de Elecciones variara su criterio y ahora en una nueva resolución establezca que sí puede destituir a los jerarcas municipales, pero solo a aquellos que ostentan el cargo de manera consecutiva.
El viernes pasado, el órgano electoral acordó cancelar las credenciales a Wilberth Martín Aguilar, alcalde de Atenas, luego de que la Contraloría General de República lo sancionara a principios de 2010 con una suspensión de 30 días, por una infracción a las normas de fiscalización de la Hacienda Pública, que cometió durante la administración anterior.
“El Código Municipal, al prever la posibilidad de reelección sucesiva de cualquier funcionario municipal de elección popular, autoriza la eventual extensión de un mandato representativo que conlleva, necesariamente, prolongar las responsabilidades propias del ejercicio del cargo, independientemente de si la falta fue cometida en el periodo anterior”, establece la resolución del Tribunal del pasado viernes.
Desde 2005, el órgano electoral había establecido que solo con una resolución judicial podía destituir a un funcionario municipal designado por elección popular ya sea alcalde, vicealcalde, regidor o síndico, mas no podía acatar las recomendaciones en este sentido de la Contraloría y Procuraduría General de la República.
Debido a que constitucionalmente fue en otro periodo y por ende separarlo de su cargo no puede ser una sanción válida.
“La credencial otorgada para un periodo, dejó de producir efectos jurídicos al haber finalizado este... lo cierto es que ostenta una credencial distinta a la que correspondía al periodo pasado”, rezaba la resolución del Tribunal.
En este sentido, solo dos de los actuales alcaldes no pueden ser relevados por el Tribunal por eventuales hechos punibles cometidos en anteriores administraciones.
Se trata de Víctor Hugo Echavarría y Jorge Isaac Herrera, actuales alcaldes de Alajuelita y San Rafael de Heredia respectivamente, quienes habían sido electos para ese cargo durante el periodo comprendido entre 2003 y 2006.
En total, 32 de los 81 alcaldes ostentan este cargo de manera reiterada, la mayoría de ellos, consecutivamente. De los actuales jerarcas municipales, la mayoría, el 40% son del partido oficialista Liberación Nacional y en segundo término, de la Unidad Social Cristiana.
Si bien el Tribunal ya resolvió esta disyuntiva, no puede evitar que las personas con una sanción por un delito contra la Hacienda Pública vuelvan a postular su nombre a un cargo de elección popular, ya que la Constitución establece que a nadie se le puede impedir que integre una papeleta.

Natasha Cambronero
[email protected]



Ver comentarios