Enviar
Precandidatos a la Presidencia tienen visiones distintas sobre rumbo que debe tomar el país
Al desnudo… aspirantes en Liberación

Ni siquiera sumando todos los adeptos de la oposición se alcanza hoy el apoyo electoral de los verdiblancos

Al mismo tiempo que el Partido Liberación Nacional (PLN) se ha ido convirtiendo en el vehículo electoral con mayor fuerza para llegar a la Presidencia, con prontitud han quedado al desnudo las diferentes visiones de sus aspirantes, entre ellos virtuales candidatos hasta quienes abiertamente lo aceptan.
En estos momentos sus contendientes, la oposición, se muestra dividida y sin un rumbo claramente definido. Ni siquiera uniendo todas las agrupaciones contrarias al oficialismo logran sumar la misma cantidad de adeptos de Liberación.
Si hoy fuera la convención interna de Liberación, la contienda según la última encuesta de CID Gallup, se centraría entre Johnny Araya, alcalde de San José; Rodrigo Arias, exministro de la Presidencia, y Antonio Alvarez Desanti, empresario, quienes abiertamente han señalado sus pretensiones.
Cada uno de ellos tiene fortalezas y una receta diferente para resolver los problemas del país. Mientras que Araya es la figura política que goza de la mejor imagen popular, el exministro de la Presidencia Arias cuenta con la dirigencia verdiblanca a su favor.
Por otra parte, Desanti se jacta de tener un currículo limpio en la función pública.
Sin embargo, el panorama político interno y nacional podría dar un giro si José María Figueres, expresidente de la República, decide entrar al ring, y su visión de país incluiría una agenda de desarrollo sostenible e impulso a la tecnología.
A finales de diciembre, Figueres regresó al país tras una ausencia de una década y aunque negó en todo momento tener intenciones electorales, desde su llegada se comportó de manera contraria. Giras, almuerzos, conversatorios con jóvenes, contacto “con el pueblo” y hasta conversaciones con sus posibles contendores, marcaron su apretada agenda de 17 días.
Por otra parte, ante la falta de un rival fuerte en la oposición, la contienda interna en el PLN podría ser muy virulenta, con recriminaciones fuertes, campaña sucia y millones de colones invertidos.
Sin embargo, no será hasta los primeros meses del próximo año, momento de la convención interna liberacionista, cuando se tendrá claro quién saldrá vencedor en esta encarnizada contienda preelectoral.
Por ahora, los verdiblancos son la agrupación política que cuenta con el mayor caudal electoral en el país (42%), de acuerdo con la última encuesta de CID Gallup para LA REPUBLICA de enero de 2012.
Ni todas las fuerzas de oposición conjuntas lograrían alcanzar la misma cantidad de sufragios, si las elecciones fueran hoy (25%).
Eso sí, habría que tomar en cuenta que un 27% de los nacionales considera que no tiene bandera política alguna.
Asimismo, los intentos de una gran coalición nacional parecen naufragar porque la Alianza parlamentaria, primer paso de ese acuerdo opositor, ya está haciendo agua por las diferencias entre sus líderes.
Paralelamente, a estas alturas no ha surgido una figura de peso capaz de aglutinar las diferentes fuerzas.


Esteban Arrieta/Natasha Cambronero
[email protected]
[email protected]
Ver comentarios