Al Asad insiste que defenderá a Siria
Estados Unidos y países como Reino Unido, Francia cuentas con bases militares cercanas a Siria. AFP/La República
Enviar

Al Asad insiste que defenderá a Siria

El presidente sirio, Bachar al Asad, insistió ayer en que su país se defenderá de cualquier ataque extranjero, que sigue sin materializarse mientras el equipo de la ONU investiga sobre el terreno el posible uso de armas químicas.
En un tono beligerante, Al Asad destacó ante una delegación yemení que en Siria "su pueblo firme y su heroico Ejército" harán frente a la eventual intervención de Estados Unidos y otros países aliados, que acusan al régimen de Damasco de haber empleado armamento químico contra la población.
Ante las amenazas recibidas en los últimos días, el mandatario subrayó que esto solo aumentará la defensa de los "principios firmes y las decisiones independientes" de Siria.
"Siria está decidida a librarse del terrorismo apoyado por Israel y los países extranjeros que sirven a sus propios intereses dividiendo Oriente Medio y debilitando a sus pueblos", dijo Al Asad en el encuentro.
Al Asad continúo así con la batería de amenazas que ayer ya desplegó el primer ministro sirio, Wael al Halqi, quien advirtió de que su país se convertirá en "el cementerio de los invasores".
Las acusaciones de la comunidad internacional contra el régimen se han disparado desde que el pasado 21 de agosto la oposición siria denunciara la muerte de un millar y medio de personas en un supuesto ataque químico del régimen en las inmediaciones de Damasco.
En este clima de tensión, todos esperan el informe de los expertos de la ONU desplegados en Siria, que tienen previsto anunciar el resultado de sus pesquisas sobre el uso de armas químicas este sábado.
Por segundo día consecutivo, los inspectores investigaron en la localidad de Zamalka, después de que el lunes pasado hicieran lo mismo en Muadamiya, también en las inmediaciones de Damasco.
La misión de la ONU visitó nuevos lugares en esa zona y examinó a heridos en el supuesto ataque, explicó a Efe el activista Mohamed al Said.
Al Said indicó que también tomaron muestras de la tierra en la zona afectada y que su trabajo se desarrolló sin ningún contratiempo.
Sobre el trabajo de la misión, el mediador internacional para Siria, Lajdar Brahimi, señaló  que los expertos ya han recabado "mucho material" y reiteró que la ONU quiere esperar a los resultados de esa investigación.
Damasco ha negado haber empleado armas químicas y ayer anunció que ha presentado "pruebas" a la ONU de que el ataque fue perpetrado por los rebeldes.
El régimen acusa a la oposición de buscar con estas denuncias recabar apoyos que lleven a una intervención militar extranjera en Siria, aunque parte de la comunidad internacional ya ha culpado directamente a Damasco de lo sucedido.
A ese respecto, la Coalición Nacional Siria (CNFROS), la principal alianza opositora, sostuvo hoy que el régimen de Al Asad es "el único que posee armas químicas y técnicas para fabricarlas y lanzarlas en Siria".
La CNFROS mostró su confianza en que los inspectores de la ONU confirmarán su uso por parte del régimen y reiteró que los opositores han brindado todas las facilidades a los investigadores para que realicen su tarea.

El Cairo, Damasco/ EFE
 

Ver comentarios