Aguacate Hass se estabiliza, pero sigue caro en supermercados
Después del bloqueo a México, Chile y Perú han sido los principales proveedores de aguacate Hass de nuestro país. Shutterstock/La República
Enviar

201601262012590.recuadro-6.gif
El precio del aguacate Hass se mantiene alto en los supermercados, a pesar de que hay mayor cantidad gracias a la producción nacional, de acuerdo con cifras del Consejo Nacional de Producción (CNP).
El costo promedio de un kilo de esta fruta está cercano a los ¢3.100, un incremento de ¢227 respecto a octubre del año anterior, mes en que comenzó la importación del producto chileno, que es más caro que el mexicano.
El costo por kilogramo del aguacate mexicano importado es de $1,93, mientras que el kilogramo chileno sale en $2,58, según datos de la Promotora de Comercio Exterior.
Las compras también coincidieron con la temporada baja de la producción peruana, que es a inicios de octubre.
“Hay que recordar que México produce aguacate todo el año, mientras que en Chile y Perú es por temporadas”, señaló Arlyne Alfaro, coordinadora de los análisis de mercado del CNP.
Además de esos países sudamericanos, se importa menos volumen de lo que se puede comprar de México, debido a que otros mercados, como el de Estados Unidos, son destino prioritario para sus exportaciones.
“La oferta de los otros países de los que se importó, Chile y Perú, no es lo suficientemente grande para suplir la necesidad nuestra, lo que se compensa con producción propia”, explicó Marisol Salas, directora ejecutiva de la Cámara de Exportadores e Importadores de Productos Perecederos.
Se trae aguacate de Chile aunque sea más caro debido a que su calidad es similar a la del mexicano, y el producto debe cumplir estándares a la altura de la exigencia de los compradores nacionales.
Aparte del Hass, también se importan variedades criollas de menor costo, originarias de Nicaragua y Panamá, pero en menor volumen.
La buena noticia para el consumidor es que debido a que cursamos la temporada de producción nacional, el precio del aguacate Hass en ferias y en Cenada, es menor que el registrado durante los primeros meses posteriores al bloqueo.
La variedad peruana se consigue en solo ¢1.850 por kilo, mientras que en julio, mes posterior a la barrera contra México, se encontraba a ¢2.400.
El precio del aguacate chileno no es comparable, ya que se importa desde octubre, para compensar la escasez del peruano.
Sin embargo, desde entonces solo ha subido ¢100, para colocarse a ¢2.050 el kilo.
“El incremento de la producción nacional ha permitido estabilizar los precios, aunque en supermercados ha aumentado por otros factores”, comentó Alfaro.
La ventana de producción nacional es entre noviembre y febrero.
Desde junio del año anterior el país prohíbe la entrada de aguacate proveniente de México, debido a su infección con el viroide “sunblocht”, que provoca una mancha a la fruta.
El Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria de ese país estudia elevar el caso ante la Organización Mundial de Comercio, alegando que Costa Rica no tiene los suficientes criterios técnicos para justificar el bloqueo.




 

Ver comentarios