Logo La República

Domingo, 9 de diciembre de 2018



BLOOMBERG


Agricultores rusos frenan producción por altos costos de deuda

| Lunes 13 octubre, 2008



Agricultores rusos frenan producción por altos costos de deuda

Novosibirsk

El derrumbe financiero que se inició en Wall Street ha perjudicado ahora a los agricultores de Siberia, amenazando la recuperación agrícola rusa que, según las Naciones Unidas, es necesaria para contribuir a evitar una escasez de alimentos en el mundo.
Los bancos, desprovistos de efectivo, han reducido la financiación a un sector que ya había sido afectado por la caída de los precios de los granos y los crecientes costos de los préstamos. El colapso del mercado de valores ha cerrado la otra fuente principal de dinero para las compañías agrícolas rusas, que producen 9% del trigo del mundo.
“Los agricultores rusos podrían tener que pagar hasta $10 mil millones para fin de año”, dijo Arkady Zlochevsky, presidente de la Unión Rusa de Granos. “Muchos agricultores probablemente no puedan tomar prestado para la siembra de primavera”, agregó.
Los productores rusos han frenado por el momento una expansión de miles de millones de dólares hacia vastas extensiones de Siberia, lo que sugiere que la cosecha será menor después de este año, el mejor desde el colapso de la Unión Soviética. La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por su sigla en inglés) había estimado en marzo que Rusia podría duplicar la producción de granos para 2016.
En los últimos meses, las tasas de los préstamos para los agricultores han subido 50% algunos casos, a más de 20% dijo Zlochevsky en una entrevista desde Moscú. Por lo menos siete compañías abandonaron ventas de acciones que habían planeado cuando el índice de referencia Micex en Moscú perdió más de la mitad de su valor desde agosto.
“Estamos obteniendo información de las regiones, las compañías, los sindicatos y asociaciones sobre las dificultades crediticias en la agricultura”, dijo el ministro de Agricultura Alexei Gordeyev en un comunicado el 7 de octubre. “Y hablamos no solo de apoyar proyectos de inversión, sino también de préstamos para capital de explotación, lo que es especialmente preocupante”, añadió.
Rusia tiene cerca de 20 millones de hectáreas de tierra cultivable desaprovechada, como la superficie de Inglaterra y Gales e igual al 40% de toda la actual tierra cultivada del país. Siberia representa un quinto de toda la superficie de labrantío rusa y este año ha recuperado más tierras inactivas que cualquier otra zona del país.
Rusia “podría hacer una verdadera diferencia en los mercados mundiales”, dijo Charles Riemenschneider, director del centro de inversión de la FAO.
El presidente ruso, Dmitry Medvedev, anunció el 7 de octubre nueva financiación urgente por valor de $36 mil millones para los bancos, a fin de contribuir a reactivar el mercado del crédito, incluidos casi $1.000 millones para el estatal Banco de Agricultura de Rusia. Eso lleva el monto de la ayuda al sector agrícola ya comprometida hasta 2012 a cerca de $28 mil millones.
“El mercado de alimentos podría estar potencialmente mucho más frío que el del petróleo” dijo Vasily Aldokhin, que compra tierras cultivables para Siberian Agrarian. La compañía, con sede en la región de Novosibirsk en Siberia, planea triplicar la cantidad de tierra que labra a 1 millón de hectáreas para 2012.
Ahora, el tema principal para los agricultores es extender el período de cancelación de deudas que vencen este año hasta la primavera (boreal), de manera que la cantidad de tierra arada no se achique, según la Unión de Granos. El grupo intentó obtener apoyo estatal para una moratoria de los pagos en julio, aunque fracasó, según Zlochevsky.
En aquel momento, el Gobierno sostuvo que no había un marco legal que permitiera a los agricultores posponer los pagos de préstamos este año. Ahora, después que el Micex se hundió más de 50% en dos meses al tiempo que las tasas de interés se disparaban, los funcionarios han cambiado de tono.
“Es especialmente importante para nosotros analizar la actual situación, calcular todos los riesgos, de manera que los grandes inversores no abandonen el sector, de manera que los bancos no dejen de prestar, de manera que la agricultura no se estanque”, dijo Gordeyev.
Rusia pasó de ser el mayor proveedor en 1910, con 36% del mercado, a uno de los mayores importadores en los años de declinación de la Unión Soviética.
Las fincas colectivas durante el comunismo fracasaron a causa de la ineficiencia, produciendo solo $0,90 por cada dólar invertido, según estimaciones del Gobierno de Estados Unidos.