Enviar
Banco negocia comprarle al acreedor del Juan Santamaría su participación en el proyecto
Aeropuerto interesa a BCIE

• Presidenta del Cetac y director de Banco confirmaron las negociaciones
• Entidad regional surge como solución al problema financiero del aeropuerto

Danny Canales
[email protected]  

El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) está interesado en asumir el proyecto de ampliación del Juan Santamaría.
La entidad valora hacerle una oferta a la Corporación Financiera Internacional (IFC) para convertirse en el único acreedor del aeropuerto.
El IFC, brazo privado del Banco Mundial, junto con diez bancos más se comprometieron a financiar los trabajos en la terminal aérea.
LA REPUBLICA conoció de fuentes cercanas que las negociaciones van muy encaminadas.
La participación del BCIE en el aeropuerto es el “plan B” que se baraja para impedir el fracaso del proyecto para ampliar esa terminal.
Ello luego de que la IFC y el Gobierno fracasaran en su afán de conseguir un acuerdo financiero para concluir los trabajos.
Un diferendo en torno a las tarifas que se cobrarán en la terminal aérea fue lo que rompió el diálogo, según supo LA REPUBLICA.
De último momento los bancos solicitaron resolver ese asunto en el addéndum al contrato, sobre el cual ya había un supuesto acuerdo.
La posición del Gobierno fue tajante de que no iban a incluir nuevos temas, para no extender más la discusión.
“En efecto, por responsabilidad estamos valorando un plan B”, informó Viviana Martín, presidenta del Consejo Técnico de Aviación Civil (Cetac).
Ello porque reconoció que por el momento no ven una respuesta afirmativa de la IFC.
Además admitió que existe la posibilidad de que el BCIE asuma el proyecto, o incluso que lo tome el gobierno.
Por su parte, Alfredo Ortuño, director para Costa Rica del BCIE, respondió que “no voy a desmentir lo que dijo la presidenta del Cetac”.
Sin embargo, por secreto bancario no le era permitido dar detalles de las negociaciones con el IFC, adujo.
En caso de que el banco regional asuma el proyecto, deberá resolver si mantiene a Alterra o llama a otro contratista para que termine las obras.
Alterra está al frente de la ampliación del aeropuerto desde mayo de 2001. Detrás de esa empresa están las compañías Bechtel, Cormar, Agencia Datsun y Edica.
Sobre la posible participación del BCIE en el proyecto aeroportuario, en Alterra comunicaron que para efectos de la empresa y del país lo más importante es terminar las obras lo antes posible.
“Si es en manos del BCIE tendremos un gran Banco como respaldo”, comunicó Mónica Nagel, directora ejecutiva de Alterra.
Hasta ahora la IFC ha girado $90 millones (de los $120 millones ofrecidos) a Alterra, operador del aeropuerto, para los trabajos de ampliación.
Por su parte, la compañía le ha cancelado $11 millones, según datos a los que tuvo acceso este diario.
Es decir, que sumando los intereses, aún se le debe a la IFC poco más de $80 millones.
LA REPUBLICA intentó conocer el monto en que cedería el IFC el proyecto, pero no fue posible obtener el dato.
El Banco Centroamericano ha estado cerca del proyecto, debido a que ofreció $48 millones para que se concluyeran los trabajos.
Eso sí, la única condición que puso el BCIE desde un principio para girar el dinero fue la aprobación del addéndum del contrato.
La IFC y el gobierno discuten un arreglo financiero para el aeropuerto desde marzo de 2003.
En esa fecha la Contraloría cuestionó que el modelo financiero del proyecto le reconoció a Alterra $18 millones más de lo debido.
Para los bancos, eso provocó que el contrato perdiera equilibrio financiero.
Esa situación ha provocado un atraso de más de tres años en la conclusión de los trabajos en el Juan Santamaría.
En agosto de 2004 el operador del aeropuerto debió haber concluido la primera fase del proyecto.
Sin embargo, aún está pendiente la construcción de una calle de rodaje y una terminal de pasajeros y la remodelación de las salas de abordaje. 



Ver comentarios