Logo La República

Domingo, 24 de octubre de 2021



ACCIÓN


Adrenalina total

Dinia Vargas dvargas@larepublica.net | Lunes 28 enero, 2013

Juan Jerónimo y Juan Carlos Sánchez fueron los grandes vencedores en el Desafío 4x4. Cortesía RPMTV/La República


Adrenalina total

El Desafío 4x4 retó a los pilotos y sus coches

La adrenalina y el barro fueron los ingredientes especiales del Desafío 4x4 que se llevó acabo ayer en el Hipódromo de Cartago.
El campeonato puso a prueba los vehículos y la pericia de sus pilotos con cada una de las pruebas que se encontraron a lo largo del recorrido.

En el clima soleado y ventoso, la sorpresa más llamativa del evento fue el gran Chirripó que alcanzó los 12 metros de altura (en un inicio era de ocho). 
Los grandes ganadores de la jornada fueron Juan Jerónimo Sánchez y Juan Carlos Sánchez, que se coronaron tanto en la categoría Absoluta como en la A (8 cilindros).
En la primera, los pilotos Sánchez acumularon un tiempo de  3 horas, 3 minutos y 70 segundos para dejarse ese primer lugar.
El segundo puesto fue para Gustavo Canales y Angie Bonilla (3:06: 15) y por último, completó el podio Mauricio Artavia junto a José Bonilla con 3:25:47.
En cuanto a la división A, Juan Jerónimo y Juan Carlos también alcanzaron la mejor posición, seguidos por Juan Diego Chávez y Silvia Elena Acosta.
El día dejó como ganadores a Jorge Gutiérrez y Héctor Rosas en la categoría C de los cuatro cilindros con un tiempo de 3 horas, 50 minutos y 38 segundos, seguidos por Fabio Soto y Jean Carlos Soto con casi cuatro minutos más y en tercer lugar entraron Roy Castro y William Matamoros, informó Jennifer Hidalgo, vocera del evento.
Para la Categoría B (6 cilindros), el vencedor fue Gustavo Canales y Angie Bonilla, quienes completaron el recorrido con un tiempo de 3:06:15. Muy atrás, a más de 25 minutos llegó Mauricio Artavia y José Bonilla. El tercer lugar correspondió a Enzo Solano y José Luis Calvo.
Por último, la prueba winch warm, donde justo antes de la meta se marca el área donde el auto debe detenerse y luego de la meta se colocan las tucas enterradas verticalmente donde el copiloto debe enganchar el winch. Las tripulaciones deberán entonces “enwinchar” el carro y ponerlo en acción para que sea este el que arrastre al vehículo por la línea de meta. Con esto se aumenta también la participación del copiloto y el trabajo en equipo, que se premió aparte, tuvo en los Sánchez a sus vencedores, al tardar únicamente 18 segundos. 

Dinia Vargas
dvargas@larepublica.net





© 2021 Republica Media Group todos los derechos reservados.