Enviar
Acusan a Ortega de violar soberanía por permitir ingreso de buques rusos


Managua-EFE- La oposición nicaragüense acusó al presidente Daniel Ortega de violar la soberanía, la Constitución y abusar del Ejército al permitir el ingreso al país de tres buques de guerra rusos sin la autorización del Congreso.
El opositor Partido Liberal Constitucionalista (PLC) señaló en un comunicado que la “entrada ilegal” de una escuadra rusa, integrada por la fragata cazasubmarinos “Almirante Chabanenko” y dos buques de apoyo, es una “flagrante violación a la Constitución y a la soberanía nacional”.
El PLC, cuyo principal dirigente es el ex presidente y reo Arnoldo Alemán (1997-2002), argumentó que esas naves ingresaron a Nicaragua “sin el debido proceso establecido por la Constitución”, que manda a ser ratificado por el Congreso, lo cual, advirtió, “es gravísimo para la democracia y la estabilidad del país”.
Ese colectivo indicó, además, que es la segunda ocasión en que el presidente Ortega abusa de sus facultades al “obligar” al Ejército a hacer algo que contraviene la Constitución y las leyes del país.
“El primero fue mentirle al Gobierno de Colombia para utilizar su espacio aéreo con el objetivo de rescatar miembros (desde Ecuador) del grupo terrorista de las FARC, y el segundo permitir la entrada de tres buques de guerra” rusos en aguas nicaragüenses, precisó.
El PLC se refería a la evacuación de tres mujeres, una mexicana y dos colombianas, que resultaron heridas el 1º de marzo pasado en un ataque del Ejército de Colombia contra un campamento de la guerrilla de ese país en territorio ecuatoriano en el que murieron 26 personas, entre ellas el número dos de las FARC, alias “Raúl Reyes”.
El partido opositor recordó que el Ejército de Nicaragua si bien está sujeto a la autoridad civil que ejerce Ortega en su calidad de Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas, “le debe más respeto y obediencia a la Constitución Política”.
“Y hoy surge la gran incógnita de si la institucionalidad del Ejercito va a desaparecer para ser un instrumento más del presidente Ortega y su partido el FSLN (Frente Sandinista de Liberación Nacional)”, cuestionó.
Mientras tanto, los ex candidatos presidenciales Eduardo Montealegre (liberal) y Edmundo Jarquín (disidente sandinista) señalaron a la prensa local que el ingreso de esos tres buques, que anclaron en Nicaragua este viernes, es una violación a la soberanía y a la Constitución del país.
Según Montealegre, diputado nacional y ex candidato a alcalde de Managua, Ortega no solamente violó la Constitución sino que también manoseó la institucionalidad del Ejército nicaragüense, que se debe a la Carta Magna.
“La decisión del presidente (Ortega) no solamente es ilegal, es imprudente, pues transmite una imagen belicista que daña seriamente las perspectivas de confianza y estabilidad política que tanto demanda la comunidad internacional”, apuntó por su lado Jarquín, del opositor Movimiento Renovador Sandinista (MRS).
La flota naval rusa fue recibida oficialmente ayer por el jefe del Estado Mayor del Ejército nicaragüense, el mayor general Julio César Avilés, en el Distrito Naval Atlántico de Bluefields, capital del Caribe Sur, 290 kilómetros al sureste de Managua.
La escuadra rusa, representada por el embajador de Moscú en Managua, Igor Kondrashev, otorgó un donativo a Nicaragua valorado en 200.000 dólares, consistente en medicinas, computadoras, plantas eléctricas y avituallamiento.
El destructor “Chabanenko” y los buques de apoyo “Iván Bubnov” y “SB-406”, con una tripulación de 650 hombres, llegaron a Nicaragua procedentes de Panamá, donde repostaron tras participar a principios del mes en unas maniobras antiterroristas conjuntas con la Armada venezolana.
Las tres naves atracaron nueve millas (16,67 kilómetros) al este del puerto El Bluff, en la Región Autónoma del Atlántico Sur, de donde zarparían en las próximas horas, según Avilés.
Nicaragua fue el único país del mundo, junto a Rusia, en reconocer la independencia de las regiones independentistas georgianas de Abjasia y Osetia del Sur.
Ver comentarios