Enviar
Actividad económica avanza a paso lento, pero estable
Comportamiento del Imae seguiría mostrando tasas interanuales positivas y recuperación se consolidaría en 2011. Manufactura dio el salto en noviembre anterior, tras crecer un 10% interanualmente

Erick Díaz
[email protected]

El ritmo de la actividad económica ha traído buenas noticias, o por lo menos señales optimistas desde setiembre de 2009.
Así lo muestran las variaciones interanuales de la actividad económica de los tres meses previos a diciembre, medida a partir de la tendencia ciclo del Indice Mensual de Actividad Económica (Imae). Un destello de luz tras 11 meses con cifras negativas hasta agosto del año pasado.
El último dato muestra que la actividad registró un crecimiento interanual del 3,59% en noviembre, constatando una leve pero constante recuperación de las industrias observada desde febrero, cuando las caídas del indicador empezaron a desacelerarse. La variación en setiembre fue de un 0,74%, mientras que la de octubre de un 2,05%.
De cara a estas estadísticas, una buena parte de los pronósticos de analistas y autoridades monetarias apunta a que en los próximos meses se seguirían observando tasas interanuales positivas, a consecuencia tanto de que el índice mejora como de que la base sobre la cual se calcula la tasa empeora.
“El resultado (del Imae de noviembre) es favorable. Sugiere que lo peor de la crisis ya pasó y que el país está en proceso de recuperación: el nivel del indicador (tendencia ciclo) se ha incrementado en el año desde su punto mínimo en enero de 2009”, afirmó Francisco de Paula Gutiérrez, presidente del Banco
Central.
Esta tendencia al alza de la economía ha estado impulsada principalmente por “el sector exportador no tradicional.
Específicamente la industria manufacturera destacó en el mes previo a la Navidad, al presentar el crecimiento interanual más alto desde inicios de 2007: un 10,14%.
Las empresas que operan en zonas francas dieron el aporte de mayor peso para impulsar esta variación, la cual en octubre fue del 5,74%, y en setiembre de un 2,16%. El sector ya arrastraba 16 meses de notas negativas.
No obstante, expertos y las mismas autoridades monetarias son conscientes de que las últimas cifras distan de las variaciones observadas meses atrás. Por ejemplo, en noviembre de 2007 el crecimiento general del Imae fue de un 7,22%, número que fue descendiendo poco a poco.
“Para medir la recuperación en términos económicos el parámetro sería volver a tener los indicadores del Imae y el Producto Interno Bruto (PIB) como mínimo a los mostrados antes de la crisis. La proyección es que el PIB mantenga entre un 1% y un 2% de crecimiento este año, lo que apenas nos permite decir que estaremos en la vía de la recuperación; es una etapa de pre-recuperación, y dependiendo del entorno se estaría presentando en 2011”, dijo Carlos Arguedas, economista y académico de la Universidad Nacional, quien agregó que el dilema más preocupante este año “es la situación fiscal, ya que cualquier medida que se tome en este sentido tiende a ser recesiva (disminución de la producción), por lo que no se prevé la recuperación aún”.
Por su parte, las autoridades confían en que dada la tendencia que se viene observando, “es de esperar que el PIB del cuarto trimestre de 2009 sea mayor al del mismo periodo de 2008”, aseguró Gutiérrez.
Pero nada es definitivo, y al mismo tiempo se maneja la posibilidad de que ciertas variables locales y externas, pod
rían desacelerar las cifras positivas.
Por ejemplo, “la posibilidad de un aumento en la tasa de interés, producto del creciente déficit fiscal, podría reducir el dinamismo de la actividad económica”, afirmaron analistas de Aldesa en un reporte.
Esto sumado a que sectores como construcción, comercio, restaurantes y hoteles siguieron cayendo hasta noviembre, aunque a tasas menores.
Por otro lado, sus reactivaciones impulsarían otras actividades.
“Los sectores que crecerán más serán los de intermediación financiera, comercio, de servicios de consultoría y, en menor medida, el de manufactura y construcción. A la vanguardia la industria financiera será la favorecida por sus actividades de crédito formal y tarjetas de crédito”, proyectó Arguedas.
Por su parte, el inicio de la temporada alta de turismo en el país podría ayudar a empujar a esas cifras “rojas” hacia notas positivas en los próximos meses, como logró hacerlo la industria manufacturera en setiembre.
Igualmente, en noviembre se presentó una mejora en la producción de la mayoría de industrias de servicios. Específicamente el sector servicios creció un 3,66%.




Ver comentarios