Enviar
Centro médico se orienta a la clase media
Abre hospital privado en el centro de la capital
Grupo nacional invirtió $4 millones en clínica

El Hospital Clínica Metropolitana abrió este viernes oficialmente sus puertas.
El nuevo centro hospitalario, orientado a la clase media josefina, pretende convertirse en una alternativa económica dentro de la medicina privada, que tiene unos costos tradicionalmente inalcanzables para un amplio sector de la población.
Novita Médica, grupo inversor costarricense, inyectó $4 millones para poner en funcionamiento este hospital que inició labores desde el 15 de febrero.
“Nuestros servicios son aproximadamente un 30% más baratos que los del resto de clínicas privadas”, dijo Roberto Herrera, vicepresidente médico de la Metropolitana.
El hecho de bajar los precios “no significa sacrificar calidad ni seguridad”, acotó Eric Fullmer, presidente de la junta directiva.
Para el médico, el incremento de precio que en los últimos años ha sufrido la medicina privada, ha “negado el acceso” a buena parte de la población.
“Nuestros clientes buscan servicio de calidad, oportuno, con un tiempo de respuesta rápido, y con un precio razonable”, continuó Herrera.
Para que la clase media (“el 35% de los costarricenses”, según Herrera) pueda acceder a estos servicios privados, han optado por un modelo en el que si bien atienden gran parte de las necesidades de salud, dejan de lado aquellas patologías que necesitan una gran inversión.
“Nos enfocamos en procedimientos de baja complejidad”, explicó Fullmer, y de gran volumen. Por ello no han gastado en grandes aparatos “que usaríamos muy pocas veces”, insistió el presidente del hospital, por lo que no realizan medicina nuclear, trasplantes o cirugías cardiacas, debido a sus elevados costos.
De esta manera logran controlar el presupuesto y los bolsillos de sus usuarios se ven beneficiados.
El hospital está trabajando en la certificación internacional, para acoger parte del flujo de turismo médico que llega al país. Sin embargo, esa no es su orientación de negocio, teniendo el paciente nacional el protagonismo.
Los responsables del centro aseguran que el tercer pilar sobre el que se sustenta la operación, junto a los precios asequibles y la calidad del servicio, es el hecho de estar en una zona de fácil acceso.
“Estamos comprometidos con el repoblamiento urbano”, aseguró el doctor Herrera, y de ahí la ubicación de la clínica, que servirá a buena parte de la población del Cantón Central.
Los 1.500 metros cuadrados del centro médico se dividen en dos plantas, que acogen tres quirófanos y siete camas, además de las consultas generales y una veintena de especialidades.
Un equipo de 60 personas trabaja en el hospital, con diez médicos generales y 25 especialistas en distintas áreas.
El grupo inversor se ha especializado en lanzar y hacer crecer empresas, diseñando la estructura financiera, administrativa y gerencial. Relacionado con salud, hoy también están desarrollando Verdeza, residencial para adultos mayores que se ubicará en La Garita de Alajuela.

Daniel Zueras
[email protected]
Ver comentarios