A la caza del rey
LeBron James, la figura central en NBA hoy por hoy, tiene el objetivo del tricampeonato. Acá se luce con la clavada en la cancha de la nueva franquicia, los New Orleans Pelicans. Layne Murdoch Jr.-AFP/La República.
Enviar

A la caza del rey

Evitar tricampeonato del Miami Heat será el objetivo común este año en la NBA

Ese show llamado NBA comienza este martes. Como es normal, el campeón se encuentra en la mira de todos, pero si el monarca apunta a un tricampeonato y la posibilidad de establecer una dinastía, el asunto reviste mucho más interés. Miami Heat está ante la oportunidad de meterse en el Olimpo de este deporte.
Para citar lo complejo de esta tarea, en las dos últimas décadas solo dos equipos lograron esta gesta: Los Bulls de Michael Jordan (91 -93 y 96-98) y los Lakers de Kobe Bryant y Shaquille Oneal (2000-2002). El conjunto del sol depositará principalmente en su rey LeBron James, que los suscriba a esta lista de inmortales.


La ruta de la defensa para la escuadra de Erik Spoelstra arranca mañana ante uno de los que apunta a bajarlo de su trono: Los Bulls de Chicago, que recobran esperanzas con el regreso de Derrick Rose, MVP de la temporada 2011-2012 y que se perdió casi todo 2013 por una lesión.
Su vuelta ilusiona a propios y extraños, no solo por su calidad, sino porque guió a Chicago a una marca de 8-0 durante la pretemporada. Fue el único quinteto que saldó todos sus juegos con victorias en esta etapa.
Otro cuadro del que se espera mucho por lo hecho el año anterior, son los Indiana Pacers. Aún se recuerda la Final de Conferencia del año anterior ante Miami y hoy un Paul George ya con su tercer año de experiencia en la NBA, puede brindar mucho más a su escuadra. Su camino arranca ante unos deslucidos Magic de Orlando.
Son justamente estas dos escuadras las que pelearán por el dominio en la División Central de la Conferencia Este, dado que en el Sureste parece no haber oposición para Miami.
Por su parte en el Atlántico, los Knicks parten con la obligación de cumplir con el peso de su planilla, que además de Carmelo Anthony, Tyson Chandler y Amar´e Stadoumire entre otros, se sumó Metta World Peace (Ron Artest). El momento para ellos debe ser ahora, dado que “Melo” saldrá del equipo a fin de la campaña como agente libre.
La gran novedad son los Nets de Brooklyn del “Coach” Kidd. Uno de los jugadores más emblemáticos de los últimos tiempos, Jason Kidd, emprende su primera aventura en los banquillos con un cuadro que puede pelearle a cualquiera y que aunque veteranos, se dejó tres grandes fichas como Kevin Garnett, Paul Pierce y Jason Terry quienes se mudaron desde Boston.
Da la impresión que la mayor atención este año se centrará en el Este, pero en la Conferencia Oeste aunque en un grado menor se ven nuevas y buenas cosas. La llegada de Dwight Howard a Houston, luego de fracasar en Los Lakers, es el movimiento más llamativo.
Una nueva franquicia nació, la New Orlean Pelicans, quienes sustituyen a los Hornets, en el Suroeste, donde los Spurs arrancarán con el mismo objetivo de siempre en su organización, el anillo de campeón. Acá se toparán junto a Howard y sus nuevos Rockets.
El duelo de vecinos entre Lakers y Clippers en el Pacífico también robará miradas. Mientras Lakers aguarda a un Kobe Bryant en plenitud de condiciones tras su lesión que lo dejó varios meses lejos de la duela, Clippers estrena técnico en Doc Rivers, todo un experto que sabe qué es ser campeón de NBA (Celtics 2008).
Los Warriors de Stephen Curry, animadores de los Play-offs anteriores, y el Thunder de Oklahoma City son otro par de escuadras para no apartarles el ojo.
Pelea, show, espectáculo y mucha pasión, la temporada 2013-2014 del deporte de los aros es para no perdérsela.

Sergio Alvarado
[email protected]
@La_Republica


Ver comentarios