Enviar

87% de los adolescentes prefiere comunicarse por mensajes de texto que cara a cara, según el sitio web stopphubbing.com

¿Víctima del “phubbing”?

Este término hace referencia a las personas que por estar pegadas a sus dispositivos móviles dejan de interactuar con los demás

201310072230310.m2.jpg
Internet/La República
Con la llegada de los aparatos móviles como teléfonos inteligentes y tabletas, sin duda es mucho más fácil comunicarse de diversas formas, a través de mensajes de texto, redes sociales, llamadas, correos, así como tomar fotos, videos, entre muchas otras funciones.
Además de facilitar la interacción, la tendencia de estar pegado al celular se ha convertido para muchos en un hábito pesado, incluso se creó un término para etiquetar a estas personas.
Se trata del “phubbing”, que hace referencia al acto de ignorar a una persona por estar precisamente “pegado” al móvil.
Esta nueva tendencia de preferir el móvil en vez de la comunicación directa, se ha convertido en una plaga mundial haciendo que se pierda el contacto personal.
Es mal visto utilizar aparatos móviles mientras mantiene conversaciones, cuando está compartiendo durante la comida, ya que demuestra desinterés.
Además se considera una falta de respeto usarlos durante entrevistas, bodas, visitas al doctor, el cine o el teatro.
Un sondeo realizado por el sitio stopphubbing.com, determinó que esta tendencia se da en un 87% de los adolescentes que participaron en la encuesta y afirmaron preferir comunicarse por medio de mensajes de texto que tener una conversación cara a cara con sus amigos y familiares.

201310072230310.m22.jpg
Este sitio web se creó con el fin de hacer conciencia  e incentivarlas las  relaciones personales más directas e íntimas, a dejar de lado los dispositivos móviles y prestar atención a las conversaciones y personas que tiene enfrente.
“Vivimos en una sociedad individualista: cada vez hay menos actividades en común dentro del núcleo familia. Los miembros del clan ya disponen de su propia pantalla y puede elegir qué mirar en total privacidad. Con el teléfono pasa algo similar. Uno tiene la ilusión de que puede estar en múltiples lugares al mismo tiempo. Y es esa fantasía de conectarse con un clic lo terrible. Porque la atención no puede estar en varios puntos en simultáneo. Lo que implica que, para ver la pantalla, algo se está descuidando”, destacó el especialistas argentino Gustavo Bustamente al sitio entremujeres.com
“Debido a este fenómeno, se ha perdido la parte cultural de la comunicación, ya que la gente no se reúne a tomar café o a conversar para ponerse al corriente como lo hacía antes, se pierden las habilidades sociales ya que no hay un espacio donde practicarlas”, dijo María Alexandra Wilson, psicóloga.


Daniela Granados
[email protected]
@dgranadosLR

 

 



Ver comentarios