Terminal activará plan de puertos especializados
Los sindicatos temen perder el poder de paralizar el país con huelgas, porque la nueva terminal seguirá operando aunque ellos se manifiesten, afirmó Allan Hidalgo, presidente de Japdeva. Esteban Monge/La República
Enviar

Planificación de proyectos inició hace nueve años en Limón

Terminal activará plan de puertos especializados

Desarrollar muelles para contenedores, turismo y combustibles es el objetivo

Construir la nueva terminal de contenedores en Moín es el primer paso de un plan integral que pretende especializar los puertos del Caribe.
El proyecto de APM Terminals permitirá que los contenedores lleguen al megapuerto, mientras que los cargamentos especiales como vehículos, hierro y papel

201311082301230.n111.jpg
atracarían en el actual muelle de Moín, finalmente los cruceros y el turismo arribarán al puerto de Limón.
Aunque la nueva terminal genera divisiones en la provincia entre sindicatos, ambientalistas y la concesionaria, se trata del inicio de un plan de desarrollo para el Atlántico.
Separar los muelles y especializarlos de acuerdo con las cargas que recibirán en el futuro es el resultado de un estudio que costó medio millón de dólares realizado en 2004 por el Gobierno.
La estrategia permitirá que la nueva terminal de APM se encargue únicamente de los contenedores con grúas de última tecnología con procesos más rápidos.
El megapuerto tendrá capacidad para recibir embarcaciones grandes que no atracan en el país por falta de espacio.
Al actual puerto de Moín, llegará otro tipo de cargamentos generales como vehículos, combustibles y materias primas.
Los contenedores no saldrán del todo de Moín, pero su especialidad serán los barcos más pequeños que trasladan materiales en bodegas.
El plan contempla que el puerto de Limón sea adecuado para recibir cruceros y embarcaciones turísticas solamente.
Desarrollar la estrategia de puertos especializados permitirá mejorar la competitividad del país en las próximas tres décadas, basado en la investigación realizada por una empresa holandesa para el país, explicó Allan Hidalgo, presidente ejecutivo de Japdeva.
Para complementar el plan de puertos especializados se construirán nuevas obras en Limón como la zona económica, el nuevo aeropuerto y la modernización de la ruta 32.
Generar soluciones en infraestructura es una urgencia nacional y por supuesto cobra mayor importancia si se desarrollan en Limón, donde se ubican los principales puertos del país.
201311082301230.n11.jpg
La terminal de contenedores es una necesidad impostergable para el país, somos muy buenos exportando, Costa Rica exporta más que todos los países centroamericanos juntos, pero nuestro cuello de botella es la infraestructura, agregó Hidalgo.
Por otra parte, el daño ambiental que podría provocar la terminal de contenedores y el supuesto impacto negativo sobre el empleo en el muelle de Moín son las banderas que tomaron los grupos que están en contra del megaproyecto.
En la parte ambiental existen preocupaciones en torno a la posible afectación directa al humedal de Moín que está protegido por la convención internacional Ramsar.
En el lugar donde se construirá la terminal también desovan tortugas por lo que grupos ambientalistas se oponen al desarrollo de esta obra.
Además, la zona podría ser contaminada por los combustibles de los barcos que atracarán en el megapuerto.
Las preocupaciones laborales son otro tema, la nueva terminal afectaría directamente los empleos en el puerto de Moín y podrían darse despidos, según Ronaldo Blear, secretario de Sintrajap
Tanto grupos que están a favor como los sectores que se oponen al proyecto podrán hacer sus preguntas directas a APM Terminals este sábado en la audiencia pública que se llevará a cabo en el gimnasio municipal Eddy Bermúdez en Limón.

Manuel Avendaño
[email protected]
@MavendanoLR

Ver comentarios