Sangre tica, negocio a medias
Inicialmente se restringía a familias de alto poder adquisitivo, pero ha variado, indicó Luis Miranda Vega, dirección médica, Provida. Marco Monge/La República
Enviar

Bancos la guardan, pero no hay donde hacer tratamientos

Sangre tica, negocio a medias

Pacientes deben acudir al extranjero

La sangre de los costarricenses es un negocio que quedó a medias.
Actualmente existen más de 3 mil costarricenses que decidieron guardarla con la esperanza de efectuarse tratamientos en el futuro, ante el surgimiento de enfermedades.

201310032239270.n11.jpg
Sin embargo desde la prohibición de las terapias con células madre en el país, quienes guarden su sangre solo tienen dos opciones: esperar que las reglas cambien o ir al extranjero.
Debido a la imposibilidad legal de efectuar este tipo de tratamientos, los institutos que realizaban estas terapias abandonaron el país y dejaron a los bancos y a las personas en un limbo.
Al menos cuatro bancos de este tipo dan servicio de almacenamiento. Esta era una industria que vislumbraba un promisorio futuro antes de 2010, cuando la Sala Constitucional prohibió su aplicación por no contar con un protocolo médico.
En ese sentido, los pacientes que requieran un trasplante o aplicación de células madre del cordón umbilical, deben realizarlo fuera de nuestro país.
Por ello la empresa Stem cells, uno de los laboratorios que ofrecen el servicio, tiene pacientes que han tenido que realizar sus terapias celulares en México, Estados Unidos, Europa y Asia.
Una alternativa ha sido crear convenios con diversos centros de investigación en trasplantes a nivel mundial, lo que les permite facilitar a los clientes la información sobre los más recientes tratamientos y en qué centro médico se realizan.
Stem Cells ha recolectado, procesado y preservado criogénicamente estas células para su uso médico potencial a nivel mundial y ha almacenado 500 mil muestras en varios países, aunque no reveló el número específico en Costa Rica.
Los costos en promedio superan los $110 de mensualidad por almacenamiento de la sangre en el laboratorio.
Por su parte Provida es una empresa con nueve años de trabajar en el país. En su experiencia, más de 3 mil personas ha almacenado sangre umbilical, y siguen entrando alrededor de 600 cada año.
Sin embargo, al igual que el caso anterior, sus clientes deben acudir al extranjero si tienen que realizarse algún tratamiento, algo que en un inicio estaba diseñado para hacerse aquí.
LA REPÚBLICA consultó a CrioLife y Criocel, otros dos bancos que ofrecen estos servicios en el país, pero no recibimos respuesta de su parte.
Los procedimientos consisten en aprovechar la sangre que se encuentra en el cordón umbilical a la hora del nacimiento, por ser ricas en células madre utilizadas como terapias médicas a nivel mundial.
Su uso ayuda contra más de 90 enfermedades, sobre todo para el tratamiento de padecimientos hematológicos como la leucemia y linfomas en los hermanos o familiares compatibles, el mismo niño se puede beneficiar de tratamientos de enfermedades auto-inmunes y parálisis cerebral.
A nivel mundial las ventajas de este tipo de técnicas han sido demostradas con evidencia científica, lo que les ha permitido disponer de tratamientos novedosos.

Angie Calvo
[email protected]
@La_Republica



Ver comentarios