Enviar
Samudio dijo no
Oscar Ramírez dio facilidades y Limón las aprovechó

Oscar Ramírez autolimitó a su equipo y con un experimento defensivo, quizá pensando con mucha anticipación lo que podría llegar a hacer el próximo miércoles contra Tigres, en México, lo dejó a expensas de un rival ambicioso y que a estadio lleno no desaprovechó la ocasión, y venció a los rojinegros 1 a 0.
Ramírez devolvió a su alineación a los seleccionados Patrick Pemberton y Johnny Acosta, retornó a José Salvatierra tras su lesión, desempolvó a Jorge Davis y partió solo con Pablo Gabas y Alvaro Sánchez al frente.
El técnico limonense, Luis Fernando Fallas, leyó el mensaje y tomo el reto y se fue encima de los manudos. No obstante, al minuto 6, casi se le hace al macho, cuando Sánchez fue sobre el marco de Erick Samudio, pero su remate salió desviado.
Después de eso, el partido fue limonense con la buena actuación de Alexander Espinoza y Delberth Cameron, además de Henry Cooper, que al 27’, abrió el marcador con un “balazo” de tiro libre que dejó hincado a Pemberton. ¡Golazo! Más tarde fue Lemark Hernández quien lo intentó de nuevo de bola muerta, pero esta vez Pemberton estuvo atento a desviar; y al cierre de la inicial, de tiro de esquina, Palma la pega de cabeza pero ligeramente por encima del horizontal de Samudio.
Para la complementaria hubo un héroe, Erick Samudio, aunque Pemberton no se le quedó atrás, ellos fueron lo mejor de esta etapa.
La Liga adelantó líneas y a los tres minutos Samudio ya era protagonista ante la presión rojinegra.
Hasta el 57’, Limón se fue quitando el acoso del rival y llevó acción sobre el marco de Pemberton. Entonces Ramírez decidió terminar con el experimento ultradefensivo y metió al delantero Giancarlo Solórzano en lugar del defensor Kenner Gutiérrez; luego incluyó a Allen Guevara para quedar con el equipo con que en teoría pudo haber salido jugando.
Limón no perdió el ritmo, y contraatacó llevando peligro al marco manudo. Ricardo Harris, con potente remate, obligó a volar a Pemberton para evitar la segunda caída de su marco. El partido valía el boleto.
Al 72’, Gabas encuentra a Guevara, linda jugada para gol, pero Samudio dice no, nuevamente. Y de vuelta, obús de Jesús Camacho, Pemberton apenas lo toca para que pegue en el horizontal y la bola regresa al campo donde Delberth Cameron, con todo el marco de frente, la botó.
Al 83’ fue a Gabas que se le ahogó el grito de gol, tras un cabezazo que Samudio impidió le entrara en su marco y al final otro balazo de bola muerta, ahora de Mayron George, que de nuevo salvó Pemberton.

Luis Rojas
[email protected]
Ver comentarios