Reducción de deuda afectó a Liberación
A finales de setiembre, los diputados recortaron el monto de la contribución estatal de ¢43 mil millones a ¢18 mil millones. Marco Monge/La República
Enviar

Gastó mayoría del dinero durante primera ronda

Reducción de deuda afectó a Liberación

“No me arrepiento de haber recortado gasto electoral”, afirma Johnny Araya

La decisión que tomó el PLN de mostrarse como un partido austero frente al electorado y recortar la deuda política en más de un 50%, se convirtió en un tiro que les salió por la culata a los verdiblancos.

201403042201290.n22.jpg
A casi un mes de la segunda ronda electoral, las penurias económicas aquejan a los del PLN, a tal punto que hoy tienen recursos limitados para financiar sus gastos de campaña.
No obstante, ni el candidato Johnny Araya, ni la dirigencia liberacionista se arrepienten de la reducción que aprobaron de ¢25 mil millones en la contribución estatal a la campaña.
“No, jamás me arrepentiría de rebajar la deuda y si tuviera que volverlo hacer, lo haría”, indicó Araya cuando se le preguntó sobre este tema.
Para el resto de la contienda, el comando del PLN estima recaudar hasta ¢300 millones en donaciones, mientras que sus rivales del PAC tienen a su disposición hasta ¢2 mil millones para financiar gastos en publicidad, signos externos y transporte.
La diferencia se debe a que los verdiblancos llegaron al límite de su capacidad de endeudamiento en la primera ronda.
Mientras tanto, sus adversarios no gastaron el dinero que habían presupuestado para la contienda.
De esta forma, los del PAC ahora tienen hasta diez veces más dinero para gastar que su rival y de ser necesario, estarían en el derecho de gastarlo.
Tras analizar los resultados electorales, algunos dirigentes del PLN indican que el contar con mucho dinero para una campaña lo único que hace “es dormir a la dirigencia”.
Por esta razón, confían en que en la segunda ronda prevista para este 6 de abril darán la sorpresa.
“Muchas veces el disponer de muchos recursos económicos puede ser un mal consejero, y peor aún, puede llevar a restringir el talento y la mística de la dirigencia. Ahora, vamos a confiar en la sabiduría y calidad del recurso humano de Liberación, el cual, está por encima del capital económico”, expresó Fabio Molina, legislador por el PLN.
A finales de setiembre, los diputados recortaron el monto de la contribución estatal de ¢43 mil millones a ¢18 mil millones.
Eso sí, la aprobación del recorte fue avalada en la fecha límite establecida por el Código Electoral, y tras una fuerte presión por parte de la prensa.
La deuda política es la contribución que hace el Estado a los partidos para que financien sus actividades de campaña, como signos externos, publicidad y transportes y se calcula de acuerdo a un porcentaje del PIB.
No obstante, a ella solo tienen acceso el partido que gana la Presidencia de la República y los que logren elegir al menos un diputado.
Para las elecciones de 2010 ese monto ascendió a poco más de ¢14 mil y para estas elecciones el costo era de hasta ¢43 mil millones.

Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR

Ver comentarios