Enviar

CULTURA

Obras remozan el Melico Salazar

Teatro josefino enfrenta mejoras valoradas en ¢1.000 millones aproximadamente

201302150025540.m2.jpg
El Teatro Popular Melico Salazar continuará acogiendo presentaciones a pesar de los trabajos que se están haciendo en sus instalaciones. Cortesía MCJ/La República
Desde esta semana y durante seis u ocho meses más, el Teatro Popular Melico Salazar enfrentará una serie de trabajos que van a remozar su imagen y mejorar sus instalaciones internas.
Al inmueble josefino se le están haciendo modificaciones arquitectónicas y trabajos de renovación en el sistema eléctrico, los cuales están valorados en ¢1.000 millones aproximadamente.
Los trabajos se extenderán por el sector de luneta y cubrirán el resto del teatro, incluyendo las oficinas administrativas.
El inicio de las obras fue con el sistema eléctrico e incluye el quitar los cielorrasos del segundo, tercero y cuarto piso. También se están haciendo labores en el telar.
Luego de ello iniciarán los trabajos en las oficinas del segundo piso, que servirán como comodín para cubrir los trabajos en el resto de oficinas, y se cambiará la alfombra y se pintará la sala principal y la fachada del edificio.
Además, como broche de oro el recinto recibirá un sistema de audio que fue diseñado especialmente para su sala.
El Melico Salazar seguirá acogiendo presentaciones en su escenario a pesar de los trabajos, ya que “está totalmente habitable” y sus promotores se han esmerado en “la limpieza para que el público se sienta cómodo”, afirmó Marielos Fonseca, directora del TPMS.
Ante ello el inmueble se preparará para acoger el XII Festival Nacional de Danza Contemporánea en agosto; la celebración el Mes de la Niñez y la Adolescencia en setiembre; una semana completa de celebración de su 85 aniversario en octubre y eventos navideños en diciembre.
Los actuales trabajos que recibe el teatro son la segunda parte del proceso de mejoras que inició en el recinto en 2009, cuando se intervino parte de la luneta, los laterales del escenario y los camerinos.

Carolina Barrantes
[email protected]

Ver comentarios