Logo La República

Martes, 17 de septiembre de 2019



HUELLA VERDE


Más protección a Península de Osa

María Cisneros [email protected] | Viernes 18 enero, 2013

Diversos problemas envuelven a la zona de Osa. La cacería y el miedo a la construcción desmedida a futuro desvela a la comunidad.CORTESÍA CONSERVACIÓN OSA/LA REPÚBLICA


Código Verde

Más protección a Península de Osa

Nuevo proyecto llegará próximo mes para conservar el humedal Térraba Sierpe, el más grande del país

A la agenda de conservación de la península de Osa se unirá un nuevo proyecto a partir de febrero. Se trata de un programa que permitirá el manejo y conservación del Humedal Nacional Térraba-Sierpe en el Pacífico Sur.
Su fin es fortalecer la presencia de agentes del gobierno en la zona para conservar su riqueza biológica.

Es el humedal más grande del país, pues comprende los bosques de manglares de mayor tamaño, donde llegan mamíferos como los pizotes y el mono cariblanco.
El monitoreo en la zona será financiado gracias al primer canje de deuda por naturaleza otorgado al país y manejado por el Instituto Nacional de Biodiversidad.
En el proyecto trabajarán en conjunto el Área de Conservación de Osa, guardacostas y Conservación Internacional para también fomentar las actividades económicas y socioproductivas de la zona como lo es el ecoturismo, siempre de la mano con la naturaleza, dijo Manuel Ramírez, director ejecutivo de Conservación Osa.
Este humedal está en la Península de Osa, zona que alberga cerca de 140 mamíferos y más de 700 variedades de árboles, aparte de especies en vías de extinción como jaguares y el pájaro cotinga piquiamarilla.
Gracias al Refugio Nacional de Vida Silvestre de Osa, ubicado dentro del Corredor Biológico Corcovado – Matapalo, el área está protegida por una red que involucra tanto instituciones como la comunidad de la zona. Esto permite que sea protegida con patrullajes constantes, tanto terrestres como aéreos, dijo Pilar Bernal, coordinadora del programa de educación y extensión comunitaria de Conservación Osa.
Diversos problemas envuelven a la zona. La cacería y el miedo a la construcción desmedida a futuro desvela a la comunidad.
Por ahora el chancho de monte es la especie más atacada por los cazadores, así como los jaguares, indicó Bernal.
En la actualidad Conservación Internacional, organización no gubernamental que lucha por la protección de la península de Osa, vela por que no se construya una marina de 150 botes.
“No nos oponemos al concepto de la marina, pero sí al tamaño tan desproporcionado, queremos un desarrollo sostenible de bajo impacto, para un público que ame la naturaleza que llegue a observar las bellezas del área”, añadió Ramírez.
Conservación Osa ya cuenta con planes de acción que incluyen tanto un monitoreo de la zona como un programa de educación para niños y adolescentes para que desde ya conozcan el correcto manejo de los recursos.
El apoyo económico a esta organización llega de la mano de donativos de organizaciones internacionales, así como apoyos del gobierno como lo fue el canje de deuda por naturaleza para la protección del humedal.

María Fernanda Cisneros
[email protected]






© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.