Más buses, menos gente
Las presas son el principal problema que enfrentarán los usuarios de las nuevas rutas intersectoriales y también los conductores que transitan a diario por los mismos trayectos Gerson Vargas / La República
Enviar

Intersectoriales iniciaron hoy a las 5 a.m. para sacar transeúntes de San José

Más buses, menos gente

Servicios pueden movilizar a 300 personas por hora en la periferia capitalina

Poner 34 buses más en las colapsadas calles para transportar a los usuarios por la periferia capitalina y evitar que las personas entren al centro de San José es la solución que le ofrecen desde hoy las intersectoriales.

201310022310100.n33.jpg
Los tres recorridos que arrancaron este jueves unen a Escazú con la Uruca, Moravia con Desamparados y la Uruca con Goicoechea, cada viaje le tomará aproximadamente una hora y tendrá que pagar un pasaje de ¢350.
Esta es la oferta final que pretende seducir a quienes durante años han utilizado los servicios regulares de bus y se acostumbraron a pasar por la capital, caminar y hacer trasbordo.
Solucionar el caos vial en San José, disminuir las presas y mejorar el transporte público con las interlíneas no será posible, pero al menos son una opción para quienes no necesitan ingresar al centro.
Se trata de una apuesta que plantea colocar más buses en las rutas colapsadas y en las horas difíciles para el tránsito capitalino, lo que al final podría resultar simplemente en embotellamientos.
La posibilidad de viajar en un solo bus desde Moravia hasta Desamparados sin caminar largos trayectos entre paradas es el principal punto a favor para los usuarios de las nuevas rutas intersectoriales.
Por otra parte, los servicios tendrán un promedio de 30 paradas a lo largo de cada recorrido, lo que provocará un retraso de media hora en cada viaje.
Ganar la confianza de lo usuarios es quizás la tarea más complicada de todas, las personas tienen que elegir entre dejar el carro en su casa y utilizar los buses o sufrir las presas en sus propios vehículos.
La puntualidad de cada servicio y el respeto a los horarios establecidos será fundamental en este proceso, si una persona se atrasa o llega tarde a su trabajo por utilizar las interlíneas posiblemente lo pensará dos veces para cambiarse a estas rutas.
Sin embargo, estos viajes unen zonas comerciales y residenciales a lo largo de la periferia josefina lo que podría dar buenos resultados para quienes tomen la decisión de cambiar el carro por el bus.
La premura con que se pusieron en marcha estas rutas podría evidenciar algunos problemas operativos durante los primeros días, a esto se deben sumar las presas y la falta de conocimiento del usuario que poco a poco se irá relacionando con los tiempos de viaje.
Sin duda, las intersectoriales se convirtieron la última apuesta del Gobierno para mitigar el problema ocasionado por el hundimiento en la Circunvalación.
Esta realidad reveló por un lado que para las calles de la capital urgen mejoras ante la creciente flota vehicular sobre todo por falta de rutas alternas.
Además, puso en evidencia la mala ubicación de paradas de taxis y buses, la costumbre de los conductores de parquear en calles angostas o zonas prohibidas y la falta de tolerancia vial que ocasiona constantes choques.
Poner más buses en las calles agilizará el transporte público de un sector de los ciudadanos; sacar vehículos y gente del centro ayudará a despejar las calles, pero el problema de fondo existe y no se resolverá hasta que se construyan nuevas obras y se mejoren las calles.

Manuel Avendaño
[email protected]
@mavendanoLR



Ver comentarios