Enviar

DISEÑO

Javier Mariscal: un genio del diseño

El español creador de la mascota de las Olimpiadas de Barcelona participó en el Festival Internacional de Diseño y conversó con Magazine

201303172239460.m5.jpg
Javier Mariscal trabaja en campos como el diseño de mobiliario, interiorismo, diseño gráfico, paisajismo, pintura, escultura, ilustración, el diseño web y multimedia, y la animación. Internet/La República
El diseño gráfico, la pintura, el diseño web, la escultura y hasta el diseño de mobiliario, todo cobra forma en las manos del español Javier Mariscal, quien atribuye su éxito a que pone “el corazón” en su trabajo.
El diseñador multidisciplinario participó en el Festival Internacional de Diseño que se hizo en el país la semana anterior, y conversó con Magazine sobre su amplia carrera.
Mariscal es reconocido por sus diseños y aunque es especialista en diversos campos, afirma que su desvelo es el dibujo.
“Desde pequeño soy dibujante y eso aún hoy lo mantengo. Es a través del dibujo  donde me expreso mejor. Continuamente estoy haciendo dibujos, apuntes de lugares, personas u objetos que marcan un concepto para mí y que atraen nuevas ideas. Es un proceso que nunca acaba”, explicó el español.
El español ha hecho personajes como “Cobi”, la mascota de los Juegos Olímpicos Barcelona 1992, y la película animada “Chico y Rita”, con la que incluso compitió por un Óscar. Y está trabajando en otra película animada.
Sin embargo, afirma que él no tiene un trabajo como “favorito” de su curriculum, aunque la gente conoce más su obra por diseños suyos que han sido “públicos”.
“Yo no tengo un trabajo preferido porque en cada diseño hay una parte de mí. Pero mi trabajo que más repercusión mediática ha tenido y que con más emoción he hecho, porque estaba representando a mi ciudad, fue la mascota de los Juegos Olímpicos. Es el personaje por el que todo el mundo me conoce y eso me emociona”, comentó.
A criterio de Mariscal, la clave para destacar en el mundo del diseño es la curiosidad y afirma que tiene muchos sueños pendientes, como el de hacer que sus diseños lleguen a más personas por Internet.
“En este mundo hay que ser curioso constantemente. También que te guste mucho tu trabajo, que te paguen por divertirte. Ponerle todo el corazón, la emoción a cada diseño y estar continuamente aprendiendo, tratando de aprender de otros, que a veces marcan la pauta”, afirmó.
“Ahora estoy haciendo animaciones pequeñas con el teléfono y se las envío a mis amigos. Me gustaría que hubiera una web en donde uno pudiera decir “voy a comprar una pequeña animación para decirle a mi novio que lo quiero mucho”, entonces encontrarías una pequeña animación hecha por Mariscal por medio dólar. Estoy buscando la manera de tener todo el público del mundo a través de Internet, hacer cosas baratas y sencillas”, concluyó.

Carolina Barrantes
[email protected]

Ver comentarios