Fortaleza en la cocina
Katerine Hinkermaler, administradora propietaria del restaurante La Lluna de Valencia. Marco Monge / La República
Enviar

Gastronomía

Fortaleza en la cocina

Katerine Hinkermaler, bióloga nuclear de origen alemán, está al mando junto con su esposo del restaurante La Lluna de Valencia

Hacemos esta nota sobre una mujer, pero dirigida a todas aquellas que merecen el reconocimiento por su dedicación a muchas causas, responsabilidades y obligaciones.

201303072251490.m88.jpg
Hablamos hoy de Katy Hinkermaler, una bióloga nuclear de origen alemán, que estudió en el instituto Max Planck de Berlín y quien un día viajo por amor a América Central para concretar su relación con un aventurero ecléctico e indomable que hoy es su esposo, personaje que ha recibido mucha prensa con mucho mérito como cara de La Lluna de Valencia y que lleva por nombre Vicente.
Katy, como cariñosamente le llaman sus amigos y familia, apoyó a su esposo desde un principio con cautela, sentido común y un tanto de análisis casi molecular propio de su formación para convertirle literalmente en el ancla, la columna, consejera, confidente, asesora interna, salonera a veces, cocinera desde la distancia, administradora y muchos otros adjetivos que una persona en la posición de ella ejecuta. No es exagerado decir que el éxito de La Lluna de Valencia se debe también a ella, pues supo formar equipo con su marido y en parte domarle a veces los bríos para hacer un perfecto equilibrio convertido en negocio y hoy plena satisfacción.
Este éxito se confirma con el festival de paellas que se celebra mañana sábado en el restaurante por 14 años consecutivos y al cual están desde ya invitados y en el que verán a Katy activa y en control de la situación hasta el final. 

Alfredo Echeverría
Director Ejecutivo
Grupo HRS Consultores Hoteleros
[email protected]

Ver comentarios