Foto 1
Respecto a espacios pequeños, el Centro Corporativo Lindora ofrece espacios eficientes, hechos a la medida con áreas desde 75 m², explica Karla Quevedo, de Garnier & Garnier Desarrollos Inmobiliarios.
Enviar

Sobreoferta y buenos precios ayudan a la colocación

Es buen momento para cambiar de oficina

Oficinas pequeñas son las más buscadas, entre 30m² y 150m², pero hay de todo

Es el mejor momento de los últimos dos años para cambiar de oficina, ya que nos encontramos en un mercado con exceso de oferta y precios reducidos, donde se puede negociar de forma más abierta con el dueño del local.

201406152139130.in22.jpg
Por esto, si piensa cambiar de oficina, la recomendación es buscar un especialista en temas inmobiliarios para que lo apoye en el proceso.
Así podrá tener más opciones de identificar sus necesidades y apoyo en la negociación para lograr las mejores condiciones, y con ello reducir costos o encontrar una mejor localización para sus negocios.
La sobreoferta para el comprador o el arrendante es positiva, tanto por precios como por la variedad de espacios disponibles en el mercado.
Por esto se puede encontrar con mayor facilidad el espacio óptimo para el tipo de actividad que realiza, ya sea una empresa grande, mediana, pequeña o una simple oficina para un profesional liberal.
Hoy, entre la demanda por espacios pequeños, los de 30m² a 150m² son los que más llaman la atención. Pero su disponibilidad es más complicada, ya que es del 12% en A+, alcanzando un costo de $19, aproximadamente según datos de Colliers.
“Existe poca oferta de oficinas pequeñas en el Área Metropolitana y hay mucha demanda por esos espacios. Para los desarrolladores y propietarios de oficinas es importante que consideren segregar sus espacios en tamaños pequeños”, indicó Sergio Soto, asesor de la firma Colliers.
Al país están llegando empresas muy especializadas, que no requieren grandes edificios para llevar a cabo sus actividades. La empresa mediana local también comienza a dinamizarse, de ahí el crecimiento de la demanda de estos espacios pequeños, bien ubicados y estéticamente atractivos.
Así, la mayoría de las oficinas pequeñas se encuentra en las categorías B y C; actualmente también tienen un importante crecimiento en clase A.
El costo de alquiler por clase va a depender de cada negociación, a menor cantidad de metros cuadrados, menos margen de negociación hay.
Para los colocadores, este año ha tenido un movimiento interesante principalmente en el segmento A+.
Es el caso de la empresa Garnier que, específicamente en el Centro Corporativo El Cafetal en Belén, inaugurado este año, logró colocar dos clientes de la magnitud de Citi y Deloitte, lo que significó el 60% de la colocación de la primera etapa.
“Para el resto de la colocación, la idea es continuar atrayendo compañías que quieran reducir costos operativos, además de atacar el público que busca oficinas más pequeñas”, explicó Karla Quevedo, gerente comercial, Garnier & Garnier Desarrollos Inmobiliarios.

Fabio Parreaguirre
[email protected]
@fabiopLR

Ver comentarios