Enviar
Asumiría hoteles Irazú y Jaco Beach
Decameron incursionará en el país

Invertirá $5 millones en mejoras

La cadena hotelera colombiana Decameron está cerca de incursionar en el mercado turístico costarricense.
Actualmente negocia para asumir mediante alquiler los tradicionales hoteles Irazú, en la capital, y Jaco Beach, en la costa del Pacífico.
Además adquiriría la mitad de las acciones de la compañía Gray Line Tour, dedicada al transporte de turistas.
El arribo de la gigante turística suramericana se dará si logra cerrar un acuerdo con Grupo Marta, empresa nacional dueña de los hoteles y de la empresa de buses. Las conversaciones vienen desde octubre.
“Nosotros esperamos llegar a una carta de intenciones la semana entrante”, adelantó Agustín Monge, presidente del Grupo Marta Hospitality.
La meta es que el 1° de mayo Decameron asuma el hotel Irazú, de 330 habitaciones, y un mes después tome la administración del Jaco Beach, de 130 cuartos.
Sin embargo, para que los hoteles empiecen a operar bajo el nombre de Decameron tendrán que pasar seis meses, pues así lo estipula una cláusula de la cadena Best Western, a la cual pertenece Grupo Marta.
El acuerdo entre empresas hoteleras le representará a Costa Rica una inversión extranjera de $5 millones, pues esa es la suma que pretende invertir el grupo colombiano en mejoras.
El propósito es abrir un Royal Decameron Irazú, un hotel de cuatro estrellas que tendría como innovación un restaurante en el área de piscinas y un moderno bar, además de un amplio espacio para reuniones.
Para transformar el hotel capitalino se invertirán $3 millones, estimó Monge.
Decameron Jaco Beach, en cambio, se convertirá en un hotel todo incluido que se enfocará más al turismo de diversión.
La construcción de un casino y las mejoras en el área de piscina serán lo que acaparará la mayor parte de los $2 millones que se destinarán a acondicionar ese lugar.
La decisión de ceder los dos hoteles a Decameron es la estrategia a la que recurrió Grupo Marta ante la caída del turismo de recreo en San José y de playa en el Pacífico central.
Por eso fue que buscamos a una de las cadenas turísticas más fuertes, que estamos seguros va a contribuir a aumentar el turismo extranjero a San José y Jacó, dijo Monge.
“También incidió que tengo una amistad con Lucio García, dueño de Decameron, desde hace casi tres décadas”, agregó el presidente de Grupo Marta.
Decameron, a su vez, buscará aprovechar el buen nombre que tiene Costa Rica en el campo del turismo y de los nuevos vuelos que se avecinan, entre ellos uno entre Brasilia y San José que está por lanzar Avianca-Taca.
La incursión en el país forma parte de un plan de expansión de la cadena Decameron a nivel internacional.
Incluye el programa la apertura de 15 hoteles, para así llegar a contar con 45 hospedajes y 11 mil habitaciones, en los 12 países donde tiene presencia.
Grupo Marta, por su parte, se fundó en la década de los 60 y se dedica a la administración, desarrollo y propiedad de bienes raíces turísticos.
Actualmente opera cinco hoteles en el país, dos centros comerciales, la franquicia del restaurante Denny’s y el restaurante RostiPollos, así como el Casino Fiesta al frente del aeropuerto Juan Santamaría.

Danny Canales
[email protected]
Ver comentarios