Logo La República

Martes, 18 de diciembre de 2018



COLUMNISTAS


De la violencia de los costarricenses

Macarena Barahona [email protected] | Sábado 26 mayo, 2012




Esta violencia social va inutilizando el asombro, el estupor, la dignidad, nos deja pasmados, helados

Cantera
De la violencia de los costarricenses


Un policía y cuatro personas vinculadas con el horrendo asesinato de dos ciudadanos austriacos, en la Navidad de 2009, están capturados.
Horst Hauser residía en Golfito, ciudadano austriaco de 67 años, recibía la visita de su amigo Herbert Langmeir, que residía en Grecia, Alajuela, de 65 años. Ambos cruelmente asesinados a golpes, luego sus cuerpos, en bolsas, fueron lanzados al mar.
El 15 de marzo de 2011 en Playa Ciénega de Puerto Jiménez, el mar devolvió un bulto negro con sus restos. Luego de exámenes genéticos y forenses, primero confirmaron los restos de Hauser, y luego en Austria, compararon perfiles genéticamente con la madre y la hermana y confirmaron los de su amigo Herbert Langmeir.
Cinco costarricenses se organizaron para asaltar la vivienda y asesinarlos a golpes. Todo con el único afán de robarle los bienes: el vehículo y la vivienda.
Dos señores pensionados, amigos, vinieron, desde su ciudad natal: Knittelfed, Estiria, de Austria a nuestro país, para vivir este clima de paz y naturaleza…
Que será este ritmo de violencia infalible que toma a la gente y la convierte en monstruos, asesinos, corruptos, estafadores, avariciosos.
Esta violencia social va inutilizando el asombro, el estupor, la dignidad, nos deja pasmados, helados.
¿Dónde inicia el huracán de lo amoral? ¿Cuál será su epicentro?
Debe de haber un vórtice donde nos traslademos y respiremos algo de aire limpio, que nos haga respirar y no olvidar que los costarricenses somos mejores, mucho mejores.
Mi pésame a sus deudos y mi vergüenza de ciudadana costarricense.

Macarena Barahona

NOTAS ANTERIORES


Renta global, novedades

Martes 18 diciembre, 2018

La modificación hecha por la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, al articulo 1 de la...