David Guetta electrificó a miles
Una fiesta electrónica, de luces, confeti y ritmo dio el dj David Guetta en su primera visita a Costa Rica.Esteban Monge/La República
Enviar

CRÓNICA CONCIERTO

David Guetta electrificó a miles

El autódromo la Guácima aglomeró cerca de 10 mil fanáticos

David Guetta transfundió su energía con su música electrónica. No importaron el frío, el fuerte viento, las presas y que no fuera día de pago a las cerca de 10 mil personas, que se apostaron el pasado jueves frente a la tarima de la Guácima durante seis horas para disfrutar 120 minutos junto con el dj francés.
El público empezó el calentamiento cerca de las 7 p.m. con talento local, por la pasarela electrónica desfilaron Dj Monobeat, Melissa O, DjYellow, Carlos Montenegro, Dj Pako y el más aplaudido de todos Eric Taylor, que mezclaron éxitos como “Somebody that I used to know de Gotye” hasta casi las 11 p.m.
Minutos después, al arribo de Guetta, “Titanium”, uno de los más recientes sencillos del álbum “Nothing but the beat” hizo gritar a hombres y mujeres por igual. Esa fue la elección del francés para abrir su primer concierto en Centroamérica, parte de su gira mundial.
Desde “el altar” donde tenía su tornamesa y equipo para mezclar Guetta bajaba el volumen para escuchar el coro de sus canciones, en ningún momento su público, en gran mayoría adolescentes, lo defraudó.
“Me encanta”, dijo Guetta al referirse a su visita a Costa Rica y en su cara se veía que no solo el público estaba de fiesta, él levantaba sus manos, aplaudía y luego saltó con la bandera de Costa Rica y terminó de mimetizarse con la multitud.
El dj y productor musical fue el líder de una gran fiesta electrónica, con confeti y todo, nadie le creería que ya tiene más de 45 años de edad.
El espectáculo de luces inteligentes que al ritmo de la música cambiaban de color y escribían Guetta en las pantallas gigantes acompañó éxitos como “Sexy bitch”, “When love takes over” y el famoso ritmo de “Harlem shake”.
En el dance floor, la zona más cercana a la tarima, el polvo, el sudor y el cansancio de los fans se borraba con la euforia de sentir cerca de su ídolo. “ I love you”, gritaban las chicas, y los chicos puños al aire saltaban al decir “¡Guetta, Guetta!”
En el cierre, David Guetta hizo su versión de Wonderwall de la banda inglesa Oasis y envió a cientos de fans con latidos acelerados a casa, al despuntar las dos de la mañana.

Carolina Acuña
[email protected]

 

Ver comentarios