Con brazos abiertos reciben a diputados “expulsados”
Al calor de la contienda electoral, el Frente Amplio le pidió a Jorge Arguedas presentar su dimisión como candidato a diputado. Ahora, ese partido lo considera uno más de los suyos. Gerson Vargas/La República
Enviar

Se olvidan PAC y Frente Amplio de acuerdos de campaña

Con brazos abiertos reciben a diputados “expulsados”

División del Congreso los empuja a aceptarlos

Pasada la campaña política, el PAC y el Frente Amplio se olvidaron de las condenas que emitieron contra los diputados de sus partidos que fueron expulsados, y ahora, por el contrario, los reciben con los brazos abiertos.

201405052256320.n33.jpg
Así quedó evidenciado en la sesión solemne del pasado 1° de mayo, cuando Víctor Morales y Jorge Arguedas, del PAC y el Frente Amplio respectivamente, no solo se sentaron junto a sus compañeros de bancada, sino que también participaron en las negociaciones políticas para repartir los puestos del directorio.
Ayer, al llevarse a cabo la primera sesión ordinaria del nuevo Congreso, los jefes de fracción de esos dos partidos, confirmaron por aparte que para efectos prácticos, tanto Morales como Arguedas, son parte de sus bancadas.
Esto, a pesar de que en diferentes momentos de la contienda electoral, se les pidió la renuncia y fueron expulsados de sus nóminas partidarias.
Para el PAC y el Frente Amplio no existe un doble discurso sobre este tema, sino una realidad política, que los obliga a contar con todos los diputados que fueron electos por sus divisas.
Para esas agrupaciones, el hecho de que existan nueve partidos políticos en el Congreso, dificulta considerablemente las negociaciones y por ello, perder un voto les complicaría el trámite de las iniciativas que impulsan.
El PAC tiene 13 diputados contando a Morales, y el Frente Amplio nueve legisladores.
En 1994 Morales concilió con la justicia tras aceptar culpabilidad en un proceso penal, por supuestamente haber entregado un crédito de forma irregular, cuando él estuvo ligado con el movimiento cooperativo.
Por estos hechos, la Asamblea Nacional del PAC y el propio Luis Guillermo Solís le pidieron la renuncia a su aspiración política, pero él se mantuvo firme.
“Me siento muy cómodo con el trato que me ha dado la gran mayoría de los compañeros de la fracción, pues se me han respetado todos los derechos de diputado del PAC. Entiendo que lo que pasó, se dio al calor de la campaña electoral, pero ahora estamos en otro momento. Mi deseo es ser parte de este partido y los compañeros me han aceptado, por eso, la jefa Emilia Molina aceptó que negociara el 1° de mayo los puestos del directorio legislativo”, indicó Morales a LA REPÚBLICA.
De acuerdo con el código de ética del Frente Amplio, ese partido no postularía para ningún cargo de elección popular a una persona que haya sido acusada por hechos como esos.

Esteban Arrieta
[email protected]
@earrietaLR

Ver comentarios