Bateman: “normal” en un mundo de excéntricos
Jason Bateman confiesa que las películas “con gancho” o con truco para captar al público le resultan “frustrantes” como actor. Internet / La República
Enviar

PERSONALIDADES

Bateman: “normal” en un mundo de excéntricos

“Soy una persona normal” en un mundo donde “hay mucha gente excéntrica”, declaró el actor estadounidense Jason Bateman durante una entrevista en el Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF).
Bateman, de 45 años, es, en su normalidad, un poco una rareza en el mundo de Hollywood. Para empezar, es uno de los pocos actores que empezaron su carrera cuando era un niño y no han terminado en las portadas de la prensa amarilla por sus escándalos.


El actor ocupa las portadas de los medios de comunicación pero por motivos muy distintos: es una de las estrellas al alza de Hollywood, admirado por sus trabajos en televisión (“Arrested Development”) y la pantalla grande, así como por su incipiente carrera como director (“Bad Words”, 2013) y productor.
Pero llegar hasta aquí no ha sido fácil para un actor que empezó su carrera en la popular serie de televisión “Little House on the Prairie” (La casa de la pradera) en 1981, cuando tenía diez años.
En el pasado, Bateman ha hablado de las difíciles relaciones con sus padres, que promovieron su temprana carrera artística, y sus problemas con los estupefacientes en su adolescencia.
“Es difícil equilibrar todo. Tienes que intentar crear momentos de tiempo intensos en ambas áreas de forma que cuando estás en uno realmente tenga contenido”, dice Bateman cuando se le pregunta cómo equilibra las exigencias de ser actor, director, escritor, empresario y padre de familia.
“Quieres aprovechar las oportunidades de trabajo mientras las hay porque como sabes es un negocio voluble. Y la familia es algo que está siempre cambiando. Tengo dos niñas, una de siete años y otra de dos, y si te vas durante un mes, pierdes mucho”, dijo.

Toronto / EFE


Ver comentarios