Enviar
Exigen rechazo a ley que deja sin castigo falsificar o copiar innovación
500 empresas piden protección a inventos

Un 15% de ingresos de compañías es destinado a innovación

La Ira de Prometeo es un juego para teléfonos lanzado al mercado este año por un costarricense. Aunque es un invento vendido a una multinacional, nada garantiza al creador que alguien no lo copie y lo comercialice como suyo.
Lo mismo pasa con las creaciones de música, programas de cómputo, películas, animación digital o cualquier otra creación o invento desarrollado por empresas y particulares.
Un reciente cambio en la legislación causó que la copia o falsificación de este tipo de productos quedara sin castigo de prisión.
Esto molesta a las más de 500 empresas que componen actualmente el sector de servicios tecnológicos y de desarrollo de programas, las cuales reclaman a la gobernante Laura Chinchilla que vete la ley, aprobada hace una semana.
La solicitud fue planteada a la gobernante este lunes a través de las cámaras de Comercio Costa Rica-Estados Unidos (Amcham) y la de Tecnologías de Información y Comunicación (Camtic).
El problema surge porque la “ley de fotocopiado” aprobada recientemente, abre la puerta para que cualquier persona pueda hacer copias de libros, textos o cualquier material con fines educativos.
Sin embargo, al permitir esto también se abrió el portillo para que se pudieran hacer copias con fines comerciales, pues las penas de cárcel que antes existían simplemente se eliminaron.
“Las empresas quedan desamparadas porque se elimina la defensa legal que existía para perseguir a los infractores. No estamos en contra de los que copian con fines de estudio, pero sí en contra de los que lo hacen para hacer negocio”, dijo Alexander Mora, presidente de Camtic.
Costa Rica es considerado uno de los países que más éxito tienen en el continente en materia de innovación y desarrollo.
De Latinoamérica es el tercero, después de Chile y Brasil; mientras que en el mundo ocupa el puesto 60.
“Nosotros nos hubiéramos presentado, pero nadie nos consultó. Por eso le estamos enviando una nota a la Presidente solicitando el veto de la ley”, agregó José Antonio Muñoz, presidente de Amcham.
La legislación se encuentra actualmente en el trámite que debe seguir, de ser enviado del Congreso a la Presidencia. Para tomar una decisión, Chinchilla tiene un par de semanas, mientras estudia la petición de los empresarios.

Luis Valverde
[email protected]


Ver comentarios