2013 se despide como un periodo lleno de altibajos, éxitos y fracasos
Para Justin Timberlake 2013 ha sido un año exitoso, fue el ganador indiscutible de los American Music Award. Internet / La República
Enviar

MÚSICA Las viejas glorias rejuvenecen en un año escaso de talento

2013 se despide como un periodo lleno de altibajos, éxitos y fracasos

Para unos 2013 ha sido el año de la resurrección, para otros el de su ocaso. Un año en el que Miley Cyrus y Justin Bieber se han convertido en víctimas de sus propios sueños, al mismo tiempo que grandes nombres de la música, como The Rolling Stones o David Bowie, han festejado su vuelta.
El día de su 66 cumpleaños, el 8 de enero de 2013, “El duque blanco” lanzó, tras una década de silencio, el primer sencillo de lo que se presagiaba un regreso esplendoroso.


Pero “The next day”, nombre de su trigésimo álbum, no es el único mensaje que Bowie lanzó a la audiencia. El artista británico también prestó su imagen a la marca Louis Vuitton, ha sido considerado el británico mejor vestido de toda la historia, y su icónico estilismo protagonizó una exposición en el Victoria & Albert Museum de Londres (Reino Unido).
Otro regreso esperado fue el de Cher, que publicó “Closer to the truth”, 12 años después de su última entrega musical. Sin embargo, la diva internacional parece que no hubiera abandonado jamás los escenarios, y su espíritu se mantiene incombustible.
También el británico Paul McCartney se atrevió con un nuevo disco. Titulado “New”, el álbum contiene material original por primera vez en seis años y ha recibido muy buenas críticas en la prensa musical.
También resurgió de sus cenizas la artista Lady Gaga, para quien 2013 ha estado repleto de altibajos físicos y emocionales. La compositora neoyorquina se vio obligada a suspender su gira “The Born This Way Ball” a principios de año por una lesión de cadera, pero el pasado noviembre regresó a los escenarios con un nuevo álbum, “ARTPOP”, en el que ofrece una imagen más sobria.
Otra de las estrellas internacionales que han sufrido un cambio radical a lo largo de este año es la exchica Disney Miley Cyrus. La cantante confesó en 2010 que ya no era una niña, y este año ha mostrado su vertiente erótica.
Su provocadora actuación en los MTV Video Music Awards, donde salió en ropa interior y practicando un rápido movimiento de caderas junto a Robin Thicke; sus escarceos con las drogas; su provocadora exhibición en el videoclip de su tema “Wrecking Ball” o su sexual actuación junto a Santa Claus en el espectáculo “Jingle Ball 2013” aceleraron su repentina reconversión.
Algo similar está sufriendo Justin Bieber. Aunque la estrella sigue enamorando a la mayoría de sus seguidores, los continuos retrasos en sus actuaciones, de casi dos horas, han provocado que Bieber sea agredido en más de un concierto.
Pero no todos los que rodean al canadiense padecen la misma actitud, y su descubridor, Justin Timberlake, puede afirmar que 2013 ha sido su año. Ganador indiscutible de los American Music Award, el que fuera el chico tímido de N’Sync ha conseguido con su nuevo disco, “20/20 Experience”, saborear el éxito.
Aunque para artistas que tocaron el cielo, los componentes de The Rolling Stones, los cuales regresaron en julio a Hyde Park (Londres, Reino Unido) 44 años después para celebrar que llevaban cinco décadas luciendo el sello de “Sus Satánicas Majestades”.
Se despide de este modo 2013, como un periodo lleno de altibajos, éxitos y fracasos, reencuentros pero también despedidas anunciadas, que han supuesto el fin de bandas como Jonas Brothers o Barricada.

Madrid / EFE
 


Ver comentarios