Enviar
José Rafael Brenes, gerente de la Bolsa del Valores hace su evaluación
“2010 será mejor para la economía”
• Exceso de regulaciones que ahogan a los puestos de Bolsa los plantea como un tema a estudiar

Wilmer Murillo
[email protected]

Pareciera que efectivamente se están generando nuevos indicadores que apuntan a una lenta pero amplia recuperación, de la economía costarricense.
Estos resultados se han visto favorecidos teniendo en primera instancia los esfuerzos de los países desarrollados en eliminar elementos de incertidumbre. “Así vemos un pequeño repunte del sector exportador y las actividades de servicios, principalmente el turismo”, dijo José Rafael Brenes, economista y gerente general de la Bolsa Nacional de Valores.

Usted cree que la economía mundial empezará a mejorar en 2010, ¿cuál es su evaluación general?
Los que vemos son destellos incipientes, que hacen creer que el crecimiento de la economía mundial no se antoje fuerte, dadas las incógnitas que persisten. Una es que los estímulos que ha venido financiando Estados Unidos, han evitado que el mercado de materias primas como el petróleo y los minerales empiece a tener un crecimiento más fuerte.
De hecho, México cogió un seguro de caer el petróleo más allá de los $57, de modo que todavía existe la posibilidad de una recaída que evitaría que el sector exportador crezca como uno quiere.

¿A nivel local, cómo caracterizaría la situación?
Yo pienso que lo peor de la crisis ha pasado. El sector inmobiliario está dando señales de reactivación, y sin pecar de excesivo optimismo, me parece que se requiere esperar todavía un nivel de prudencia y cautela, tanto de las autoridades económicas como en las familias.

¿Qué pueden esperar ahorrantes e inversiones del mercado local?
Con respecto al mercado de valores, el anterior fue un año muy difícil por lo que esperaría que dadas las nuevas condiciones, la tendencia se revierta. Igual espero que ocurra en la economía real; sin embargo, no debe esperarse un crecimiento acelerado de este sector.
En 2010 el emisor acudirá más al mercado, algo que le sirve a la industria, con lo cual se esperaría que las tasas de interés suban un poco más, la inflación se ubique en rangos más normales que el insostenible 4% de este año. Conforme la reactivación empiece a ser una realidad, las tasas, en colones irán al alza.

¿Qué importancia asigna la Bolsa a los fideicomisos de titularización?
Este año se podría acelerar el desarrollo de vehículos de titularización, que en 2009 permanecieron empantanados por la ausencia de reglas claras para operar estas figuras, y que debieron elaborar las autoridades reguladoras.
El nuevo gobierno que llegue mostrará interés en la obra pública y los fideicomisos serían instrumentos ágiles para lograrlo.

¿Maduró el mercado ya para acoger los derivados?
La esperanza es que este año muchos productos más se empiecen a vender en el mercado local. Los derivados por ejemplo, dada la gran volatilidad del tipo de cambio, debería incentivar a los dueños de empresas a verlos con cuidado. La experiencia de 2009 es que no han aprendido a protegerse ni entienden que el tipo de cambio es una amenaza a la rentabilidad de sus empresas.
En este sentido la Bolsa de Valores trabajará más con el sector empresarial para explicar cómo opera este mecanismo y mostrar sus beneficios cuando el exportador o importador no está especulando.

¿Cuál caracterizaría como el “handicap” de la industrial bursátil?
El exceso de regulaciones. Se ha dado el doble fenómeno en que se acudió a una regulación estricta en un momento cuando el negocio ha venido de capa caída.
Esto tuvo un efecto muy fuerte en los puestos de bolsa, al hacerse más cara la operación para cumplir con los requisitos de la Superintendencia General de Valores, con la rentabilidad cayendo. Es cierto que la regulación para la gestión de riesgo es algo positivo pero hay que ejercerla de forma que no ahogue el negocio, algo en lo cual esperamos trabajar para resolver con la Superintendencia.

¿Pero el tema del riesgo es de capital importancia en estos momentos?
Igual hay ahora una serie de vehículos de inversión de oferta privada que podrían traerse al mercado con reglas ajustadas al tipo de inversionista sofisticado, de mayor liquidez, para inversiones institucionales como los fondos de inversión a fin de que se puedan generar recursos para las empresas que están haciendo emisiones mediante una simplificación de trámites. Se trata de que las empresas como Fifco, Durman o cualquier otra que desee hacer colones de corto plazo no se vea obligada a cumplir una enorme cantidad de requisitos, dado que los títulos que se están colocando son de 90 y 180 días.

¿Cómo afecta la operación bursátil el comportamiento del dólar?
Lo que no está claro es el papel del Banco Central como intermediario de divisas para el sector público, porque siendo el tico un mercado pequeño, estas operaciones lo afectan mucho cuando no son transparentes.
Dicho eso, esperaría que el tipo de cambio siga apreciándose y se revierta la apreciación del colón de los últimos meses. Sin pegarse al techo, creo que su comportamiento reflejará mejor los fundamentales de la economía.

¿Qué piensa del crédito?
Respecto al comportamiento del crédito, con la reactivación se esperaría que se generen más préstamos y este sea más dinámico este año.
Ver comentarios