20 privados de libertad se gradúan como emprendedores
Autoridades del Instituto Nacional de Aprendizaje y el Ministerio de Justicia y Paz admiraron los productos de los pequeños emprendimientos de los privados de libertad. Cortesía de Ministerio de Justicia y Paz/La República
Enviar

Un grupo de 20 privados de libertad del Centro de Atención Institucional Jorge Debravo podrá iniciar su propia microempresa una vez que cumpla con su condena, gracias a un curso de emprendimiento impartido por el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA).

Ellos recibieron una capacitación en la que adquirieron herramientas y conocimiento para formar su propio negocio.

Ayer los privados de libertad obtuvieron el título que los acredita como emprendedores.

“Mi negocio era muy empírico, no sabía que tenía muchas cosas por mejorar y este curso me ha servido mucho porque nos enseñan si el negocio va en crecimiento, si se estabilizó o si está declinando y uno no se da cuenta”, relató Alberto Jiménez, que antes de ingresar a prisión se dedicaba a hacer repostería y panadería.



En la graduación de los reclusos también estuvo Douglas De Ford, propietario de la firma Bendiciones & Diseños, de la reconocida marcha Pechi, quien compartió su experiencia como empresario a la población privada de libertad.

“En alianza con el INA logramos que estas personas pudieran tener herramientas dentro de la prisión, pero fundamentalmente, para cuando egresen. Ellos tienen habilidades y tienen que potenciarlas”, dijo sobre el curso Cecilia Sánchez, ministra de Justicia y Paz.

Ver comentarios