¿Cómo llegaron tan rápido las gorras de Cubs campeones a las tiendas?
New Era espera vender en las próximas semanas el triple de gorras de los Cubs que el promedio de los ganadores de las Series Mundiales. AFP/La República
Enviar

El momento en el que Kris Bryant, tercera base de los Chicago Cubs, recogió la bola y la lanzó a primera para el out final de la Serie Mundial 2016, los trabajadores a unos 480 kilómetros al este del estadio Progressive Field de Cleveland comenzaron a estampar en caliente etiquetas bordadas con el logotipo de los Cubs en gorras del campeonato.

Para cuando los Cubs se pusieron sus nuevas gorras mientras celebraban su victoria por innings extras en el sétimo juego contra los Cleveland Indians, ya había comenzado la carrera para enviar otros miles de dichas accesorios a tiendas de todo el mundo.
Los simpatizantes de los Cubs habían estado esperando por más de un siglo este triunfo, y la prisa por mercadería celebratoria comenzaría pronto. El primer día después de ganar un campeonato siempre desencadena una carrera desenfrenada por artículos de los campeones ya que los consumidores regocijados esperan impacientemente ser gratificados.


Aun así, las Series Mundiales de este año fueron especialmente frenéticas, sin importar el ganador. Los aficionados de Cleveland habían esperado 68 años; y los de North Side de Chicago, 108.
New Era, fabricantes de cascos y gorros para estadio de las Grandes Ligas del Béisbol (Major League Baseball), fabrica la base de sus gorros de campeonato anticipadamente, añadiendo todos los ornamentos de los campeones de las Series Mundiales a una paleta de color neutral y omitiendo la identidad del equipo hasta el lanzamiento final.
Cuando ya hubo un ganador, New Era inmediatamente trabajó para agregar un toque colorido al nombre y logotipo del campeón sobre los gorros en su centro de distribución de Harrisburg, Pensilvania, con personal a pleno durante toda la noche. Los empleados comenzaron las entregas esta mañana.
Mientras producían y empacaban las gorras del campeonato, los minoristas acudieron en masa a la planta para llevarse sus pedidos. Lids, parte de Hat World Inc. y el mayor vendedor de gorros de Estados Unidos, tiene 1.300 tiendas en Norteamérica, pero hoy Chicago es la prioridad. La compañía trajo trabajadores adicionales a la zona de Chicago y cientos de empleados de tiendas se movilizaron para recibir los cargamentos en camiones de los gorros de los Cubs. Lids tiene 40 comercios en el estado de Illinois, y los primeros envíos llegaron antes de que abrieran a las 8 a.m. Un constante flujo de gorros arribará en los próximos días.
“No es fácil”, dijo John DeWaal, vicepresidente de marketing para Lids. “Hemos afinado un proceso bastante bueno para asegurarnos de recibir los gorros en nuestras tiendas tan pronto como sea posible”.
El año pasado, New Era no estaba preparado para la posibilidad de una victoria de los Cubs, o para la magnitud de ventas que generaría. Tony DeSimone, director de categoría de New Era para las Grandes Ligas de Béisbol, recordó el desempeño arrollador del equipo en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, cuando fue finalmente derrotado por los Mets de Nueva York.


Ver comentarios