Zona Franca de Puntarenas busca revivir con nuevas multinacionales
“La zona franca tiene la capacidad necesaria y los recursos requeridos para albergar a grandes multinacionales”, dijo Silvia Moraga, gerente de Operaciones de Zona Franca Puntarenas. Gerson Vargas/La República
Enviar

Cercanía con Puerto Caldera ayudaría a sectores agrícolas y alimenticios

Zona Franca de Puntarenas busca revivir con nuevas multinacionales

Ley de incentivos promueve beneficios a empresas que se instalen fuera de la GAM

De lo que algún día fue una de las primeras zonas francas del país, con empresas de renombre como Carter y Sandalias Kam Lung, hoy solo quedan vestigios.
En 2000, el Parque Empresarial de Puntarenas empleaba a más de 3 mil personas, pero en la actualidad cuenta con solo unos 500 empleados, distribuidos en 15 empresas, aunque solo tres de ellas figuran dentro del régimen.
El parque posee más de 25 hectáreas para la instalación de empresas, pero un 85% del terreno aún no se ha utilizado.
Un beneficio que tiene la zona y que aprovechan las compañías instaladas en ese parque es que contiguo se encuentran las instalaciones del INA, lo que permite que los colaboradores puedan capacitarse.
“El almacenamiento de mercadería y la distribución desde este punto es estratégica. En la zona franca nos encargamos de la logística de exportación de muchos productos que necesitan estar en poco tiempo en su destino”, explicó Susan Hernández, vocera de Logística Industrial y Material MIL.
Otra de las empresas ya instaladas es IKOR, que ha aprovechado la experiencia de los miles de puntarenenses que trabajaban en las maquilas para elaborar productos de filtración industrial y médicos.
El potencial es grande, ya que el cantón central ofrece oportunidades para sectores agrícolas, agroindustriales y alimenticios, para que puedan aprovechar la cercanía con el Puerto Caldera.
“La zona franca tiene la capacidad para recibir desde empresas de tecnología, hasta de servicios. Tenemos un 85% libre para que más compañías se instalen y den empleo a la provincia”, explicó Silvia Moraga, gerente de Operaciones de la Zona Franca Puntarenas, que es operada por Grupo Saret.
Los que manejan el parque culpan al cambio de visión país, al traer multinacionales en el sector servicios y tecnología, en lugar de asegurar las oportunidades para que se queden las maquilas.
Sin embargo, en Comex explican que no es necesariamente la transformación de las multinacionales, sino que en la provincia no existe el talento humano adecuado para lo que necesita el mercado.
“Ya existe la Ley de Incentivos para las multinacionales que se instalen fuera de la GAM, lo que se necesita es una mano de obra especializada con las especificaciones que las grandes empresas requieren”, explicó Alexander Mora, ministro de Comex.
Con la ampliación del Puerto Caldera a cargo de la concesionaria colombiana, en la zona franca prevén un mayor atractivo para las multinacionales, pero lo que necesitan es que los centros educativos y superiores dentro del cantón central preparen a los profesionales necesarios.
Uno de esos centros es el Colegio Técnico Profesional de Puntarenas, cuyo objetivo fue graduar a los profesionales que las empresas necesitaban.
Esa función se cumplió con la incorporación de especialidades como técnico automotriz, electrónica y secretariado, puestos cotizados en la década de los 90.
Para la fecha se renovó la matriz de carreras, en la que se incorporó inglés para call center e informática, pero el mayor problema es que la mayoría de muchachos desertan o no siguen estudiando en educación superior.
Los que logran un título se mudan hasta San José para trabajar en las multinacionales de servicios, porque la provincia no dispone de mayores condiciones laborales.
Otras de las instituciones que gradúan anualmente a jóvenes con capacidades para estas empresas son la UCR, en su sede del Pacífico, y la Universidad Técnica Nacional, que tienen dentro de sus planes de estudio inglés como segunda lengua y carreras como ingeniería informática, industrial y eléctrica.
El trabajo que ha realizado a la fecha Cinde en la provincia se limita a reuniones con grupos dentro de las comunidades con iniciativas como Puntarenas 2016, que busca ser parte de los motores que logren la mejora y el desarrollo de la zona.
“Puntarenas es parte de uno de los corredores que Cinde se ha planteado desarrollar para llevar inversión extranjera directa fuera de la GAM. Se ha venido trabajando desde años atrás para guiar a la provincia en aquellos elementos que se debe trabajar para potenciar a Puntarenas nuevamente como sede de inversión para empresas multinacionales que generen empleo de calidad”, explicó Jorge Sequeira, director general de Cinde.

 

Raquel Rodríguez
[email protected]
@La_Republica

Ver comentarios