Enviar
Yanquis mezquinos con Jeter

Los Yanquis de Nueva York se encuentran en proceso de ofrecer al parador en corto Derek Jeter una oferta de tres temporadas y $45 millones, en el primer acercamiento para que ambas partes puedan llegar a firmar contrato.
Esta sería la primera propuesta que el equipo hace a Jeter, de 36 años de edad, aunque los Yanquis esperan que el paracorto presente una contraoferta.
La oferta que le hacen los Yanquis parece quedarse corta porque las fuentes indican que Jeter está buscando un contrato de entre cinco y seis temporadas con un ingreso anual de al menos $20 millones.
Steinbrenner Junior no quiso ahondar sobre la oferta del equipo: “Creo que ambas partes estamos en buena disposición de llegar a un acuerdo, nosotros sabemos que él representa una imagen para los Yanquis, pero en este momento queremos hacerle una oferta por su desempeño en el campo de juego”.
El asunto se puede complicar, luego de que el agente de Jeter, Casey Close, consideró la oferta desconcertante.
“La importancia de Derek para el equipo es mucho más que estadísticas”, dijo su representante.
Jeter se convirtió en agente libre por primera vez en su carrera, cuando su contrato de 10 años y $189 millones expiró a finales de la temporada 2010.
“Ellos siguen discutiendo sus puntos en la prensa y se niegan a reconocer la contribución total de Derek a su franquicia”, agregó Close.
Jeter está buscando un acuerdo de una duración mínima de cuatro años, y preferiblemente más, dijo una fuente cercana al jugador.
Jeter, quien tiene 36 años, ganó el sexto guante de oro de carrera en 2010. Pero su promedio de bateo bajó a .270 y su porcentaje de slugging cayó a 0.370 -- ambos muy por debajo de su promedio de 0,314 y 0,452, respectivamente.
“Él es un jugador de béisbol, y esto es una negociación del jugador. Todo lo que es y quién es él se tiene en cuenta”, dijo el presidente del equipo Randy Levine, sobre las conversaciones la semana pasada. “Pero esto no es un acuerdo de licencia o un acuerdo de derechos comerciales, es de un jugador de béisbol. Dicho eso, usted no puede tomar distancia de lo que es. Aporta mucho a la organización. Y aportamos mucho a él”.
“Mira, esto es una negociación de negocios”, dijo Hal Steinbrenner, de las conversaciones la semana pasada. “Ninguno de nosotros quiere hacerlo personal, porque no es personal. Mi familia tiene un gran respeto por Derek y yo creo que es algo mutuo. Ha sido una buena historia. Vamos a hacer nuestro mejor esfuerzo para firmarlo”.

Nueva York
EFE
Ver comentarios