Logo La República

Lunes, 21 de octubre de 2019



EDITORIAL


Ya elegimos, ahora fiscalicemos

| Lunes 06 diciembre, 2010




Habrá nuevos responsables en los concejos municipales y la población debe colaborar a su buena gestión y vigilar de cerca su trabajo

Ya elegimos, ahora fiscalicemos

Costa Rica ha vivido una nueva jornada electoral de autoridades locales. Habrá nuevos responsables en los concejos municipales y la población debe abocarse a colaborar a su buena gestión a la vez que vigilar de cerca su trabajo.
Ahora, que los alcaldes son elegidos popularmente (antes lo hacían los regidores) y que en general el país se encamina hacia una mayor autonomía de los municipios, es momento para que la población tome plena conciencia de que estas elecciones no deben ser una simple fiesta electorera, un acto para repartir cuotas de poder, sino un componente fundamental de la democracia del país.
Con esa responsabilidad se debe ver y asumir lo ocurrido ayer, en que por tercera vez los ciudadanos de este país eligen a sus alcaldes y síndicos. Serán los que definan y logren en buena medida, con su trabajo, aspectos que tienen que ver con la calidad de vida de los vecinos de su comunidad.
Pero la responsabilidad de los ciudadanos no acabó con el acto de presentarse a elegir Alcalde ayer y hacerlo con pleno conocimiento de la capacidad de los candidatos y sus programas de gobierno.
Quien quiera sentirse parte del sostenimiento de la democracia y de la buena marcha del país, debe conocer las obligaciones de sus respectivos alcaldes, síndicos y regidores.
Sus funciones y obligaciones están claramente establecidas y todos deben rendir cuentas permanentemente de su labor. Pero si no lo hicieren, los ciudadanos deben encargarse de vigilar sus labores, del mismo modo como deben colaborar ampliamente para que los programas de gobierno locales puedan cumplirse en beneficio de todos.
Es sabido que hasta ahora muchos concejos municipales no han sido capaces de ejecutar sus presupuestos. Los dineros con que cuentan las municipalidades en demasiadas ocasiones permanecen sin uso mientras los habitantes de sus comunidades padecen por falta de servicios.
Es nuestro deber ser activos colaboradores de nuestras autoridades locales, a la vez que atentos fiscalizadores de su desempeño. No esperemos a que transcurra el tiempo. Trabajemos sin demoras para que cada día haya una mayor autonomía de los municipios, sobre la base de buenos programas de gobierno ejecutados con eficiencia, transparencia y acierto.






© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.