Logo La República

Sábado, 19 de octubre de 2019



COLUMNISTAS


Ya viene la navidad

Carlos Denton [email protected] | Miércoles 09 octubre, 2019


Para algunos en el comercio esta es su última oportunidad; si no hay ventas adecuadas cierran. Para otros no está en juego la supervivencia, pero sí las utilidades que pudieran recibir al concluir el año calendario. ¿Qué harán los consumidores con sus aguinaldos? Esa es la pregunta que toda “la Avenida Central” y los que venden en los malls se hacen cuando piensan de los tres meses próximos.

Para el bien del 25 por ciento que está muy endeudado y que están en apuros lo mejor sería usar ese pago del décimo tercer mes para reducir sus obligaciones. Dejarse los suficiente para comprar los ingredientes para los tamales del 24 de diciembre, pero después comprar un respiro con lo demás. Algunos lo harán y quizás tomarán el primer paso hacía el saneamiento de sus finanzas, pero lo más probable es que los demás lo gastarán todo, usando la lógica que “tenemos que vivir.”

Pero no son los extremadamente endeudados que les interesa a los comerciantes. Son todos los demás; al final de cuentas hay un ambiente de pesimismo y circula en el país la idea que el 2020 pudiera ser peor económicamente. En vez de comprar regalos para todos los niños incluyendo sobrinos y sobrinas, nietos y nietas, y algún “recuerdito” para las mujeres de la familia, quizás se regala un tamal casero o unas galletas lindamente envueltas.

Y ¿qué harán las familias con el aguinaldo que no están endeudados si no lo gastan en regalos? Quizás ahorran parte de ese dinero; lo irónico es que los bancos están llenos de dinero y no encuentran a quien prestar. ¿Qué harán si les entra un monto importante quizás convertido a dólares? Tendrán que pagar intereses sin poder colocar esos recursos. Algunos, por ser una fiesta religiosa, regalarán más a su iglesia.

¿Cómo les irá en Zapote este fin de año? En los hoteles de playa que también están necesitando unas buenas ventas, ¿llegarán los clientes? O si van a la playa este año ¿llevarán la tienda de campaña que siempre han tenido o harán un arreglo con amigos para alquilar un Airbnb?

Ya están circulando anuncios publicitarios en medios y redes “aquí le tenemos su aguinaldo” dando al que quiere gastarlo antes de recibirlo esa opción. Obviamente habrá más de uno que aprovechará especialmente si viene con “cero intereses hasta enero de 2020.” Pero ¿en que gastarían ese dinero prestado? ¿No será posible que lo piden prestado para salir de un apuro actual? Que no ayudará al comercio el hecho que algunos consumidores obtengan este dinero ahora.

¿Qué pasará con “Black Friday” y el “Black Week” este año? Se intima que esos eventos en vez de aumentar las ventas en general sencillamente servirán para reducir lo gastado en Navidad.

Hay que agregar un comentario a este escrito. La Navidad es un evento de mucha importancia para los cristianos y su fe. Que se ha convertido en un período de drástica importancia para la supervivencia económica de muchos, es lamentable dirán los creyentes.







© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.