Iris Zamora

Iris Zamora

Enviar
Lunes 11 Enero, 2016

Es necesario reformar el Código Municipal para que el alcalde tenga voz y voto… hoy solo tiene voz

Y, votar o no votar, ¡esa es la cuestión!

En la última elección municipal votó solamente el 25% de las y los costarricenses inscritos en el padrón nacional. El 75% no votó… El abstencionismo en Centroamérica para elecciones municipales llega a un 50%. Mientras tanto en el país de más vieja tradición democrática, en Costa Rica, las y los electores prefieren ir a la mejenga del domingo, quedarse en casa sin hacer nada, ver TV, rascarse la panza, en vez de escoger a quienes gobernarán su comunidad.
81 cantones, 480 distritos administrativos, elegirán 6.069 autoridades, entre alcaldes, vicealcaldes, algunas, muy pocas, alcaldesas, intendentes, viceintendentes, regidores, síndicos propietarios y suplentes, propietarios y suplentes de los concejos de distrito.
63 partidos políticos inscritos de dónde escoger. 17 de ellos a escala nacional, 12 provinciales y 43 a nivel cantonal.
Ciertamente los medios de comunicación han realizado poca “bulla” alrededor de esta elección, con contadas excepciones, entre esas Grupo Extra con un programa en Extra TV, reseñado por el Diario, y Monumental, ambos con debates en formatos que impiden ahondar en las soluciones de los problemas de cada cantón. Sin duda un esfuerzo honesto, con sus audiencias y con la democracia participativa.
El TSE debería reconocer públicamente este trabajo; ambos medios corren el riesgo de perder audiencias por ser los debates asuntos muy locales, y en la “civilización del espectáculo” hasta la política es entretenimiento, sino que lo digan los nuevos diputados venezolanos.
La población está desencantada con sus municipios, con justificada razón; algunos de ellos ni recoger la basura saben. Cobran mal los impuestos. Atención deficiente a sus pobladores. Leyendo datos de la Contraloría General de la República sobre la ejecución presupuestaria, se queda una sin habla. Existen regidores y alcaldes municipales que no saben ni gastar la plata que tienen, para gastar… ¢63.000 millones fueron presupuestados para infraestructura vial. ¿Utilizarán esos recursos?
Con la oposición de algunos funcionarios de Hacienda se aprobó la Ley 8801 Ley para la Trasferencia de Competencias. Más dinero, para algunos funcionarios municipales inútiles… También es justo reconocer que existen municipalidades muy eficientes. Han logrado un nivel de ejecución presupuestaria que es visible en los servicios que recibe la población.
Decía el Dr. Manuel Rojas, hoy embajador en Chile, hace algunos años, que debemos ir hacia una democracia ampliada. Hacemos poco para llegar a ella. Nuestro sistema electoral, tan rígido como es, debe abrir la posibilidad, mediante reforma a la Ley, para que las y los ciudadanos puedan postular su nombre para cargos municipales, sin necesidad de los partidos políticos.
Es necesario reformar el Código Municipal para que el alcalde tenga voz y voto… hoy solo tiene voz.
El poder local es base de la democracia, aun cuando el 75% de la ciudadanía prefiera rascarse la panza…